Esta religiosa se convirtió en la persona más anciana del mundo

Tras la muerte de una mujer japonesa de 119 años, sor Sor André se convirtió en la personas más longeva del mundo. ¡Conoce su secreto!
Residencia de Santa Catalina Labouré, donde reside Sor André. Foto: Var Matin.
Residencia de Santa Catalina Labouré, donde reside Sor André. Foto: Var Matin.

Con 118 años, Sor André se convirtió en la persona más anciana del mundo. Esto, luego de que el 19 de abril se confirmara la muerte de una mujer japonesa que tenía 119 años.

Sor André no sólo es famosa por ser la persona más longeva del mundo, sino porque, a su edad, logró superar el año pasado la enfermedad de Covid-19.

Leer: El secreto de la felicidad de una religiosa de 100 años

“Cuando se enteró de que tenía Covid-19, más que por su estado le salud, se preocupó por los otros ancianos”, recuerda David Tavella, encargado de Comunicaciones de la Residencia de ancianos Sainte-Catherine-Labouré de Toulon (Var) Francia, donde vive la religiosa desde 2009.

Sor André, cuyo nombre de pila es Lucile Randon, tomó el hábito cuando tenía 40 años, y se unió a las Hijas de la Caridad -congregación fundada por san Vincent de Paul en 1944-, para dedicar su vida al cuidado de los niños. Entonces adoptó el nombre de sor André, en honor a un hermano suyo fallecido.

No se puede decir que la vida de sor Andre haya sido “un día de campo”; como todo ser humano, ha tenido que enfrentar problemas en la vida, pero también ha sabido disfrutar las cosas gratas.

En el año 2020, cuando cumplió los 116 de edad, sor Andre compartió su receta para una vida larga y feliz: “Rezar y tomar todos los días una taza de cocoa”.

Te puede interesar: Los 3 pasan de los 110 años. ¡Aquí sus recetas para una vida larga y feliz!

Compartir