El Papa Francisco bendijo la imagen de la Medalla Milagrosa

Recorrerá todas las regiones de Italia, con motivo del 190 aniversario de las apariciones de Nuestra Señora a Santa Catalina Labouré.
Bendición de la imagen de la Medalla Milagrosa. Foto: Twitter @CM_Chile
Bendición de la imagen de la Medalla Milagrosa. Foto: Twitter @CM_Chile

El Papa Francisco bendijo esta mañana en el Vaticano la “Sagrada efigie de la Bienaventurada Virgen Inmaculada de la Medalla Milagrosa“, una imagen que, a partir del 1 de diciembre recorrerá todas las regiones de Italia, con motivo del 190 aniversario de las apariciones de Nuestra Señora a Santa Catalina Labouré.

Leer: ¿Qué significa la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa?

En la ceremonia estuvo presente un grupo reducido de personas, entre ellos el Padre Tomás Mavrič, superior general de la Congregación de la Misión, cuyos integrantes son conocidos como “vicentinos”.

En entrevista con Radio Vaticano, el padre Valerio Di Trapani, coordinador de la iniciativa denominada “María Peregrina”, explicó que esta peregrinación “será un signo de la cercanía de María Madre de la Iglesia a las personas heridas por la pandemia”.

La peregrinación durará por lo menos un año y la Virgen peregrina visitará todas las iglesias y comunidades que deseen acogerla.

“Me parece significativo y consolador en este tiempo de pandemia que María, Madre de la Iglesia, y con ella podríamos decir toda la Iglesia, no se aleje de su pueblo, sino que permanezca cerca de los que están en juicio”

Leer: La Medalla Milagrosa, la historia detrás de este sacramental

La Medalla Milagrosa

La Medalla Milagrosa es un símbolo religioso tan importante que inspiró al Papa Pío IX para promulgar el Dogma de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre de 1854.

El diseño de esta medalla es producto de la visión que tuvo Santa Catalina Labouré, religiosa que pertenecía a las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, a partir del año 1830, cuando tuvo varias revelaciones que, por instrucciones de la Virgen compartió de inmediato con su director espiritual, el padre Juan María Aladel.

Santa Catalina vio cómo la Virgen María pisaba a la serpiente tal y como está anunciado en el Apocalipsis de San Juan, y de sus manos salían rayos de luz, algunos de los cuales no llegaban a la Tierra, sobre la cual Ella está posada.

La Virgen le dijo que eran las gracias que Ella reparte sobre las personas que se lo piden.

Santa Catarina Labouré falleció a la edad de 70 años, en 1876 y su cuerpo se encuentra incorrupto en la capilla de su convento; fue beatificada por Pío XI el 28 de mayo de 1933, y canonizada el 27 de julio de 1947 por Pío XII, en el Vaticano.

Con información de Vatican News.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Compartir




Publicidad