El alpinista que plantó un Rosario y una Virgen en la cima del Everest

Cuando el joven Abraham Tagit logró la hazaña, quiso agradecer el amor y la protección de la Virgen de una forma muy especial.
Abraham Tagit Sorang en la cumbre del Everest. Foto: AsiaNews.
Abraham Tagit Sorang en la cumbre del Everest. Foto: AsiaNews.

Alcanzar la cumbre del Everest es una proeza que sólo está destinada para los alpinistas más perseverantes y dedicados.

Puedes leer: Las 2 claves del Papa Francisco para triunfar en el deporte

Por eso, cuando el joven Abraham Tagit Sorang logró la hazaña, el pasado 31 de mayo, quiso agradecer el amor y la protección de Dios y la Virgen de una forma muy especial: Llevó consigo una estatua de Nuestra Señora y un Rosario, y los dejó plantados en el pico más alto del mundo.


El joven Abraham, de 24 años, es miembro de la Asociación Católica de Arunachal Pradesh, en los límites de la India con Pakistán, y pertenece a la parroquia de Santa María en Itanagar.

En entrevista con AsiaNews aseguró que no fue fácil llegar a la cumbre del Everest y, para lograrlo, contó con el apoyo de su comunidad.

Puedes leer: Viajó 1,600 kilómetros para cumplir su sueño de visitar a la Virgen de Guadalupe

“Fueron fueron necesarios cuatro años de preparación. Y en determinado momento las dificultades económicas hicieron que la empresa fuera casi imposible”.

“Tengo que agradecer a la Asociación Católica de Arunachal Pradesh, sin la cual esta aventura ni siquiera habría comenzado. Hicieron una colecta de fondos por Whatsapp para ayudarme. Me sentí apoyado por mucha gente de este Estado y por la intercesión de la Virgen María”.

De padres bautistas, Abraham sintió la invitación del Señor cuando estudiaba en una escuela administrada por sacerdotes claretianos.

“Asistí al colegio claretiano desde el jardín de infancia y sentí un fuerte llamado a ser católico. En 2000 entré a la Iglesia Católica. Desde que murió mi madre en 2003, la Virgen se ha convertido en mi mamá. Siempre llevo conmigo el rosario y una imagen de la Virgen en cada expedición”.

Comentarios