Fortaleza digital

Leer más

Crisis del agua: un llamado desde la enseñanza social de la Iglesia

La Iglesia ha profundizado en la comprensión de la crisis del agua de manera integral, desde la escasez hasta las injusticias sociales.

25 abril, 2024
Crisis del agua: un llamado desde la enseñanza social de la Iglesia
La crisis del agua debe atenderse de manera integral / La Iglesia ha profundizado en la comprensión de la crisis del agua de manera integral / Imagen: Especial

El agua, en el contexto bíblico y teológico, trasciende su función física y material, representando vida, purificación y renovación espiritual. Desde las narrativas de la creación hasta los relatos de liberación y salvación, el agua emerge como un símbolo poderoso de la acción divina y la gracia transformadora. Esta rica simbología nos introduce en un diálogo esencial sobre la relación entre la fe y la responsabilidad hacia la creación, tema que abordan las enseñanzas sociales de la Iglesia, especialmente en lo que respecta al desarrollo humano integral.

En este sentido, en su encíclica “Sollicitudo Rei Socialis” (SRS), Juan Pablo II nos recuerda que el desarrollo auténtico no puede separarse de una ética que respete la dignidad humana y el equilibrio con la naturaleza. Critica la visión puramente económica del desarrollo y advierte sobre el peligro del consumismo, que desprecia los recursos naturales y perpetúa la desigualdad. En “Centesimus Annus” (CA), el mismo pontífice señala que el consumismo y la falta de respeto por la naturaleza son consecuencias de un error antropológico, donde el ser humano se ve como dueño y no como administrador de la creación.

NEWSLETTER
Recibe nuestro boletín semanal 

Por su parte, Benedicto XVI, en su encíclica “Caritas in Veritate” (CV), nos recuerda que la naturaleza es un don del Creador, expresión de amor y verdad. Esto nos llama a actuar con responsabilidad y solidaridad, protegiendo al ser humano de la autodestrucción y preservando el equilibrio de la creación.

Como se pudo percibir, aunque Juan Pablo II y Benedicto XVI no abordan directamente el tema del agua en sus encíclicas, sí hacen referencia a él en el contexto más amplio del desarrollo humano integral. Ambos pontífices destacan la importancia de promover un desarrollo que respete la dignidad y los derechos de todas las personas, así como el cuidado responsable de la creación.

La vinculación del tema del agua con el del desarrollo humano integral no es fortuita. Así se reconoce que el acceso a este recurso esencial es fundamental para la salud, la alimentación, la higiene y el bienestar de las comunidades. Además, se subraya la necesidad de garantizar que todas las personas, especialmente las más vulnerables, tengan acceso equitativo y sostenible al agua potable como un componente esencial para lograr un desarrollo verdaderamente integral y sostenible.

Más recientemente, el Papa Francisco ha profundizado en la comprensión de la crisis del agua desde una perspectiva integral que abarca no solo su escasez física, sino también las injusticias sociales y económicas relacionadas con su acceso y gestión. En su encíclica Laudato si’, el Papa advierte sobre los peligros de la privatización del agua, destacando que el acceso a este recurso vital no puede ser un privilegio para unos pocos, sino un derecho humano fundamental para todos los habitantes del planeta. Además, el Papa Francisco ha llamado repetidamente a la comunidad internacional y a los líderes políticos a tomar medidas concretas para proteger los recursos hídricos y garantizar su distribución equitativa.

Asimismo, ha instado a los fieles a adoptar un estilo de vida más sencillo y sostenible, en armonía con la naturaleza y en solidaridad con los más vulnerables, como parte de una respuesta integral a la crisis ecológica y social que enfrentamos.



El Papa ha expresado en diversas ocasiones su preocupación por lo que ha denominado una “Tercera Guerra Mundial a cachitos”, refiriéndose al conflicto potencial que podría surgir por el control y acceso al agua. Esta preocupación surge en un contexto donde el cambio climático está exacerbando la escasez de agua en diversas regiones del mundo, lo que podría intensificar las tensiones y los conflictos por este recurso vital. El aumento de la demanda de agua debido al crecimiento demográfico y la actividad económica, junto con la disminución de la disponibilidad de agua dulce debido al derretimiento de los glaciares y la desertificación, plantea un escenario preocupante para el futuro. El Papa Francisco advierte que, si no se abordan adecuadamente estas cuestiones, podrían surgir conflictos cada vez más graves y generalizados por el acceso al agua, lo que tendría repercusiones devastadoras para la paz y la estabilidad mundial. En este sentido, subraya la urgencia de tomar medidas concretas para proteger y preservar este recurso vital, así como para promover la solidaridad y la cooperación internacional en la gestión sostenible del agua en beneficio de toda la humanidad.

Las reflexiones del Papa Francisco nos invitan a reconocer el valor sagrado del agua y a asumir la responsabilidad colectiva de proteger y preservar este recurso vital para las generaciones presentes y futuras. Su llamado a la acción nos desafía a trabajar juntos en la búsqueda de soluciones concretas y justas para garantizar el acceso universal al agua potable y promover un desarrollo sostenible que respete la dignidad humana y el bien común.

En este contexto, la comunidad católica tiene una responsabilidad moral y espiritual en la protección y preservación del agua. Debemos tomar medidas concretas para promover la justicia hídrica, apoyar iniciativas de conservación y consumo responsable, y abogar por políticas que garanticen el acceso equitativo al agua para todos. El cuidado del agua es un imperativo moral que nos llama a ser buenos administradores de la creación y a trabajar por un mundo más justo y sostenible.

Otros artículos relacionados con el tema del agua:
Te recomendamos: Crisis del agua: un llamado desde la enseñanza social de la Iglesia
Te recomendamos: Agua: fuente de vida
Te recomendamos: Rastreando el agua en México: ¿De dónde viene nuestra agua?
Te recomendamos: La escasez del agua y el riesgo que se avecina

Te recomendamos: Parroquias en acción por nuestra casa común
Te recomendamos: Oración para el cuidado del agua

Artículo escrito por David Eduardo Vilchis Carrillo, Responsable de Investigación del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana. Maestro en Ciencia Política por el Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México y Licenciado en Filosofía por la Universidad Católica Lumen Gentium.





Autor

La redacción de Desde la fe está compuesta por sacerdotes y periodistas laicos especializados en diferentes materias como Filosofía, Teología, Espiritualidad, Derecho Canónico, Sagradas Escrituras, Historia de la Iglesia, Religiosidad Popular, Eclesiología, Humanidades, Pastoral y muchas otras. Desde hace 25 años, sacerdotes y laicos han trabajado de la mano en esta redacción para ofrecer los mejores contenidos a sus lectores. 

Tik Tok

Tik Tok
Tik Tok

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal