Murió por un instante, pero la oración y la fe lo trajeron de vuelta

Damar Hamlin sufrió un paro cardíaco en pleno juego; para muchos, su increíble recuperación es un milagro de la oración de miles personas.
Damar Hamlin en el hospital tras recuperarse milagrosamente de un paro cardiaco / Foto: Especial
Damar Hamlin en el hospital tras recuperarse milagrosamente de un paro cardiaco / Foto: Especial

Con un agradecimiento en Twitter a todos los que oraron por él, Damar Hamlin reapareció luego del dramático incidente en el que perdió la vida y fue resucitado por un médico en el campo de juego, tras sufrir un paro cardiaco. Este es el tuit, y esta es la historia.

La historia de Damar Hamlin

Damar Hamlin es un jugador de los Buffalo Bills de la National Football League en Estados Unidos. La noche del pasado 2 de enero sufrió un paro cardíaco durante un partido en contra de los Bengalíes de Cincinnati. La fotografía que dio la vuelta al mundo fue la de sus compañeros, en el campo, hincados y abrazados, clamando a Dios por la salud del joven de 24 años. Actualmente, Hamlin se recupera de manera increíble, y la pregunta es, ¿qué tanto sirvió la oración?

El New York Times ha publicado un reportaje titulado “Las oraciones por Damar Hamlin revelan el vínculo entre el fútbol americano y la fe“, que dan cuenta de cómo muchas personas a su alrededor hicieron campañas de oración para pedir por el jugador.

Te puede interesar: Ave María;, ¿por qué se llama así el gran pase del futbol americano?

Las primeras oraciones por Damar Hamlin

En la acción que antecedió al paro cardíaco, Damar Hamlin había chocado con un jugador del equipo contrario. Aunque se incorporó, pronto se desvaneció. De inmediato ingresaron al campo los miembros del equipo médico para aplicarle reanimación cardio-pulmunar. Una vez que recuperó el pulso y fue intubado, fue llevado en ambulancia al Centro Médico de la Universidad de Cincinnati para ser atendido, pero incluso dos días después su estado de salud se reportaba como grave.

Ahora se sabe que el círculo de oración que se formó en la cancha luego de que el jugador sufrió el paro cardíaco, fue organizado por el capellán del equipo.

Pero según reporta el diario estadounidense, aquella fue la primera primera de muchas oraciones públicas durante los primeros minutos del incidente.

De hecho, a los jugadores rezando en la cancha siguieron los propios aficionados de ambos equipos, rezando el Padrenuestro en las gradas, y según reporta el NYT, un analista de deportes de ESPN, durante la transmisión en vivo, dijo: “mi corazón me pide rezar”, se inclinó, cerró los ojos, y comenzó:

“Dios, acudimos a ti en estos momentos que no comprendemos- Creo en la oración, creemos en la oración, y elevamos el nombre de Damar Hamlin en tu nombre”. Sus compañeros murmuraron: “Amén”.

Te puede interesar: El día que ESPN anunció en vivo que un jugador sería sacerdote

La fe contagiada

En los días posteriores, las oraciones continuaron: el mariscal de campo de los Bills, Josh Allen, escribió en su cuenta de Twitter: “Por favor, oren por nuestro hermano”. Y en la misma red social, jugadores y entrenadores de toda la liga compartieron mensajes similares. Incluso, los 32 equipos de la NFL cambiaron sus fotos de perfil de Twitter por un mensaje que decía “Recemos por Damar”.

Pero no sólo eso, los seguidores de los Bills se reunieron en vigilias de oración frente al hospital en Cincinnati y fuera del Highmark Stadium en Buffalo, en Nueva York, donde la esposa de un ex jugador organizó a la multitud en una hermosa oración.

Troy Vincent, vicepresidente ejecutivo en la NFL, declaró el 4 de enero por la tarde a algunos medios de comunicación. “Hay poder en la oración. Creo que todos debemos reconocer el poder de la oración de los entrenadores, jugadores, el personal y los aficionados que estaban en ese estadio, así como de la gente que vio el partido desde todas partes del mundo”.

Por su parte, Jason Romano, director de medios de Sports Spectrum, consideró que Dios preparó el escenario para que sucediera algo como esto, pues si bien -dijo- no es que Dios hubiera provocado la lesión de Hamlin, era necesario que el mundo conociera esta cultura de fe que se ha estado desarrollando dentro de la liga de fútbol americano por décadas.

Te puede interesar: El Papa Francisco revela cómo le apodaban cuando jugaba futbol

La fe y la recuperación de Hamlin

Damar Hamlin estudió en una escuela católica de Pittsburgh y en ocasiones ha hablado sobre su fe.

De acuerdo con el último reporte médico, Hamlin presenta una mejoría considerable, e incluso, se ha comunicado con sus compañeros a través de una videollamada.

Ya no necesita el respirador artificial y sus signos vitales también van mejorando, además, sus funciones neurológicas no han tenido ninguna variación, lo que significa que no hay daño en ellas desde el día que ingresó al hospital.

La primera pregunta que hizo una vez que despertó del incidente fue a través de una hoja de papel, donde escribió “¿quién había ganado el partido”, a lo que un médico le respondió: “Tú ganaste, ganaste el juego de la vida

Compartir