El sacerdote que caminó 700 kilómetros para conocer al Papa Francisco

El padre Santo caminó durante tres semanas para llegar de su iglesia, en la región de Calabria, hasta el Vaticano.
El Papa Francisco con el padre Santo Borrelli, en la Audiencia General. Foto: Vatican Media.
El Papa Francisco con el padre Santo Borrelli, en la Audiencia General. Foto: Vatican Media.

El pasado 8 de agosto, el padre Santo Borrelli salió de su parroquia para dar un paseo muy singular… y extenuante.

El sacerdote decidió recorrer a pie los 700 kilómetros que separan a su iglesia del Vaticano. El presbítero es el pastor de la iglesia de San Michele Arcangelo, en Donnici, Calabria.

Leer: Jonathan Roumie cumplió 2 sueños: interpretar a Jesús y conocer al Papa


Después de más tres semanas, finalmente, este miércoles cumplió su meta. Logró reunirse por unos segundos con el Papa en el marco de la Audiencia General del pasado miércoles 1 de septiembre.

“Esta mañana ha ocurrido algo maravilloso, he podido abrazar al Papa Francisco y, sobre todo, captar su mirada”, dijo emocionado.

El Papa Francisco con el padre Santo Borrelli, en la Audiencia General. Foto: Vatican Media.

El Papa Francisco con el padre Santo Borrelli, en la Audiencia General. Foto: Vatican Media.

Un ávido caminante

Saludar al Santo Padre no fue el único motivo que animó a este sencillo párroco a seguir esa larga travesía. En entrevista con Vatican News reconoció que “quería experimentar la fatiga y el malestar para compartirlos. Porque si no se comparten, no se pueden entender”.

Leer: Una madre a su hija medallista en Tokio 2020: “Dios te siga bendiciendo”

“En la fuerza de la debilidad, podemos captar la belleza de la vida y devolver la esperanza”, agregó.

Pero esta no es la primera vez que el padre Santo realiza una aventura de este tipo. En realidad, es un ávido caminante.

“Todo el mundo en el camino me dijo que se necesita valor para recorrer tantos kilómetros”.

“Y siempre he dicho que hace falta valor para vivir, para superar la ira, las preguntas. Por eso pienso que el caminante es el que intenta aprender a vivir y que participa en el sufrimiento y lo transforma, pasando del sufrimiento a la ofrenda”.

Con información de Vatican News.

Comentarios