Historias de Fe

Don Jesús lleva más de medio siglo restaurando imágenes del Niño Dios

"Pude ser zapatero o panadero, pero gracias a Dios me tocó servirle a Él", asegura don Jesús.
Durante 57 años, Jesús Socorro ha fabricado imágenes del Niño Dios que se han llevado a Indonesia, Francia, Estados Unidos y Canadá. Foto: Ricardo Sánchez
Durante 57 años, Jesús Socorro ha fabricado imágenes del Niño Dios que se han llevado a Indonesia, Francia, Estados Unidos y Canadá. Foto: Ricardo Sánchez

En 1967 un fuerte incendio en la Catedral Metropolitana afectó principalmente al Altar del Perdón. Tras ello, la Iglesia comenzó la búsqueda de restauradores de imágenes que pudieran participar en la recuperación, entre los elegidos estuvo un joven de tan solo 17 años, Jesús Socorro Ladín Ledezma.

Por sus habilidades y pese a su corta edad, él dirigió uno de los equipos de trabajo. Llamaba la atención de las personas por sus habilidades en la labor y la autoridad con que daba instrucciones al grupo de trabajadores. 

Leer: 10 consejos para vestir al Niño Dios

Ese joven ahora tiene 70 años y es uno de los reparadores más famosos de Xochimilco. Desde pequeño comenzó a familiarizarse con la fabricación y reparación de imágenes, pues su padre era dueño de dos locales en la colonia Romero Rubio, mismos que rentaba a diferentes dueños. 

“Empecé a trabajar en ellos desde mis primeros años, al principio como ayudante en general: barría, empacaba e iba por mandados, hasta que me dieron la oportunidad de trabajar con las imágenes, de manera que a los 13 años ya competía con uno de los mejores pintores”.

"Pude ser zapatero o panadero, pero gracias a Dios me tocó servirle a Él", asegura don Jesús.

Don Jesús con una imagen del Niño Dios. Foto: Ricardo Sánchez

Fe y pasión

En 1970 don Jesús Socorro se mudó a Xochimilco, y dicho cambió le sirvió para consolidarse como fabricante y reparador de imágenes. “Mis tatarabuelos, bisabuelos, abuelos y papás fueron personas de mucha fe, de modo que yo siempre llevé la religión muy dentro. Cuando llegué a Xochimilco, descubrí la religiosidad que hay aquí, me sentí identificado y quise apoyar a la gente con lo que yo sé hacer”.

Para don Jesús, reparar Niños Dios más que un trabajo es un honor y una pasión, por ello, comenta, pueden darle las cuatro de la mañana trabajando en el taller y no siente el cansancio. Aunque nadie le aplauda cuando termina un trabajo -dice-, él se siente contento, porque tiene en el Niño Jesús una fe reparadora.

Cariño por las imágenes

Pese a que comprar una imagen nueva puede tener un costo dos o tres veces menor que repararla, las personas generalmente prefieren lo segundo, pues se trata de imágenes que les fueron heredadas o que conservan desde hace décadas, explica, pero a éstas hay que quitarles corrosivos, pegamento, grasas, y realizarles arreglos minuciosos que llevan tiempo.

Algunos de los Niños Dios del taller de don Jesús. Foto: Ricardo Sánchez

Algunos de los Niños Dios del taller de don Jesús. Foto: Ricardo Sánchez

Don Jesús fabrica y repara Niños Dios tanto de fibra de vidrio, como de yeso, resina o madera, y algo de lo que más le gusta de su trabajo es escuchar las historias de fe de sus clientes.

Leer: 5 errores comunes al vestir al Niño Dios

“Una vez pasó -cuenta- que un hombre de Oaxaca se fue a trabajar a Indonesia en 2004, el año del tsunami. El mar arrastró a su familia. Aunque no era un hombre de fe, se acordó que un xochimilca le había regalado una estampita del Niñopa; la sacó y comenzó a pedirle que lo ayudara a encontrarlos. Pasaron los días y poco a poco los fue hallando. Luego vino a Xochimilco a agradecerle al Niñopa; encontró nuestro local y nos compró una imagen para llevársela a Indonesia”.

El taller de Don Jesús se encuentra en el Centro de Xochimilco. Foto: Ricardo Sánchez

El taller de Don Jesús se encuentra en el Centro de Xochimilco. Foto: Ricardo Sánchez

Como esa historia, don Jesús ha escuchado muchas, unas relacionadas con el Niñopa, otras con el santo Niño de Atocha, otras con el Niño Dormidito o el de San Juan, “pero de que la gente tiene fe en Jesús Niño, la tiene”, señala.

Artesanías San Miguel Arcángel es el nombre del taller de don Jesús. Está ubicado en Pedro Ramírez del Castillo #170,  Xochimilco, Centro.

Comentarios