Historias de Fe
rmb

Con 107 años, esta religiosa benedictina ha sobrevivido a dos pandemias

La hermana Vivian Ivantic, de 107 años, vivió la pandemia de 1918 y sobrevivió al coronavirus COVID-19, con síntomas muy leves.
Hermana Vivian Ivantic, la religiosa benedictina más longeva del mundo.
Hermana Vivian Ivantic, la religiosa benedictina más longeva del mundo.

Con 107 años cumplidos el pasado 28 de agosto, la hermana Vivian Ivantic es, posiblemente, la monja de la Orden de San Benito más longeva en el mundo.

El año pasado celebró 85 años como religiosa. En una reciente entrevista con el medio estadounidense Chicago Catholic, recordó que el primer llamado a seguir a Jesús lo recibió hace más de 100 años, cuando ingresó a la escuela Madre de Dios, en Waukegan, una localidad cercana a Chicago.

Leer: Padre Manuel Vargas, un sacerdote que vive la alegría del retiro

Conocí a la hermana Adelaide. Llegué a casa y le dije a mi madre que quería ser una hermana como ella y nunca cambié de opinión”.

Con 21 años ingresó a la Orden de las Benedictinas, al monasterio de Santa Escolástica, donde reside actualmente. Con ellas estudió la licenciatura y la maestría en bibliotecología, y dedicó su vida a la enseñanza.

Las dos pandemias

La hermana Vivian nació en 1913, cinco años antes de la llegada de la pandemia de la influenza de 1918, conocida como la Gripe Española.

Leer: El COVID-19 se llevó a su rector, pero fortaleció la fe de este Seminario

“En la primera [pandemia], era demasiado pequeña para darme cuenta de lo que estaba pasando. Pero sé que sucedió porque la madre de mi madre murió. Sabía que estaba llorando, pero yo era demasiado joven para darme cuenta de por qué”, dijo en otra entrevista al portal estadounidense Global Sisters Report.

Según cifras oficiales, unas 500 millones de personas –un tercio de la población mundial en ese entonces- enfermaron de este virus, y más de 50 millones murieron.

Hasta el 9 de septiembre se tenían reportadas 898 mil fallecidos por el coronavirus COVID-19 y más de 27 millones han enfermado, entre ellos la hermana Vivian, que se recuperó favorablemente en abril pasado.

“He sido muy, muy afortunada”, reconoce la religiosa.

Con información de Chicago Catholic y Global Sisters Report.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios