Cultura

Las opiniones a favor y en contra de la película ‘Los dos Papas’

Recopilamos las opiniones de diversas figuras dentro de la Iglesia sobre la película 'Los dos Papas'.
Escena de la película 'Los dos Papas'.
Escena de la película 'Los dos Papas'.

La película ‘Los dos Papas’ gira en torno a una serie de supuestos encuentros entre el Papa Benedicto XVI y el entonces Cardenal Jorge Bergoglio, poco antes de la renuncia de Joseph Ratzinger al Pontificado.

Te puede interesar: Película de la vida de Juan Pablo II llegará a los cines en mayo 2020

Se trata de una obra de ficción “inspirada en hechos reales”, ya que, si bien la película se basa en algunos acontecimientos reales —los más evidentes: la renuncia de Benedicto y la elección de Francisco como su sucesor—, los diálogos y muchos detalles, como lo que ocurre dentro de los cónclaves, son ficticios.

Te presentamos algunas de las opiniones, tanto a favor como en contra, sobre la película ‘Los dos Papas’.

“El desequilibro socava a la película”, Monseñor Barron

El Obispo Auxiliar de Los Ángeles, Monseñor Robert Barron, aseguró que la película ‘Los dos Papas’ es “desequilibrada“, pues si bien permite conocer el desarrollo psicológico y espiritual del Papa Francisco, ‘caricaturiza’ al Papa Benedicto XVI.

“Debería llamarse The One Pope (El único papa) ya que presenta un retrato bastante matizado, texturizado y comprensivo de Jorge Mario Bergoglio y una caricatura completa de Joseph Ratzinger. Este desequilibrio socava fatalmente la película, cuyo propósito, al parecer, es mostrar que el viejo Benedicto malhumorado y legalista encuentra su rumbo espiritual a través del ministerio de Francisco amigable y progresista”, aseguró en una columna de opinión publicada en su sitio web Word on Fire.

Monseñor Barron opina que la película habría mejorado mucho si hubiera indagado en la vida y obra de Joseph Ratzinger como se hizo en la de Jorge Bergoglio. “Me hubiera encantado ver cuatro horas de una película que sea tan honesta y perspicaz sobre Joseph Ratzinger como lo fue sobre Jorge Mario Bergoglio. Hubiera sido no solo para un fascinante estudio psicológico, sino también para una mirada esclarecedora a dos perspectivas eclesiales diferentes, pero profundamente complementarias”.

“Trata del diálogo, eso que tanto necesitamos”, P. Luis García-Orso

El sacerdote jesuita y crítico de cine Luis García-Orso recordó que se trata de una creación fílmica y no de un documento histórico, pero que el corazón de la película es el encuentro entre dos hombres distintos.

'Los dos Papas' gira en torno a conversaciones ficticias entre el Papa Benedicto XVI y el entonces Cardenal Bergoglio.

‘Los dos Papas’ gira en torno a conversaciones ficticias entre el Papa Benedicto XVI y el entonces Cardenal Bergoglio.

“La película es la historia de dos seres humanos que buscan a Dios, que aman la Iglesia y la humanidad, que quieren asumir –con dolor y temblor- una misión, que se reconocen pecadores y necesitados de redención. Dos hombres que han de reencontrarse con su propia humanidad y con Dios, con su silencio y su palabra, con su gracia y su perdón”, asegura en su columna de SIGNIS.

Se trata “un diálogo, una conversación, un encuentro entre dos hombres distintos que salen de sí mismos y se abren a algo mayor. Eso que tanto necesitamos hoy en la sociedad y en la Iglesia”.

“Es muy injusta con los dos Papas”, Mons. Munilla

Monseñor José Ignacio Munilla, Obispo de San Sebastián, España, aseguró que la película es “muy injusta” con la imagen de los dos Papas.

“La película lo que pretende es que nos caiga simpático Jorge Mario Bergoglio y que se genera una antipatía hacia todo lo que Benedicto XVI ha representado“, dijo. Advirtió que la película cae en “ridiculizaciones” hacia el Papa Emérito, por ejemplo, se le quitó mérito sobre las medidas que tomó en el tema de los abusos sexuales.

“Él (Benedicto XVI) se confiesa y sugieren la culpabilidad del Papa en el tema de los abusos sexuales por parte de cierta parte del clero, como si el Papa Benedicto XVI hubiera sido encubridor de todo ello cuando sabemos que la primera medida que tomó cuando llegó al Pontificado fue la de tomar medidas contra Maciel”, dijo el Obispo.

“Dos hombres, dos modelos de Iglesia”, Leonardo Boff

Leonardo Boff, teólogo y ex-sacerdote franciscano, que conoce de primera mano a los dos Papas y mantiene una relación amistosa con ambos, compartió una extensa reflexión sobre la película, en especial sobre la forma en la que ambos Pontífices son representados.

De acuerdo con Boff, el propósito de la película es mostrar dos modelos de personaje religioso y dos modelos de Iglesia, pero  “muestra cómo Ratzinger y Bergoglio son humanos, profundamente humanos. En este sentido, ambos tienen su lado positivo y también su lado oscuro“, aseguró.

Sobre la caracterización del Papa Emérito, el teólogo asegura que “la película no retrata la figura fina y elegante que lo caracteriza. En una escena levanta la voz y casi grita, lo que me parece totalmente improbable y en contra de su carácter”.

El actor Anthony Hopkins interpretó al Papa Benedicto XVI.

El actor Anthony Hopkins interpretó al Papa Benedicto XVI.

“Prevalece la humanidad y fe compartida”, P. Peio Sánchez

El sacerdote español y responsable del Departamento de Cine del Arzobispado de Barcelona, Peio Sánchez Rodríguez, reflexionó sobre la película y recordó que el director Fernando Meirelles es “un admirador confeso del Papa argentino”.

“Prevalece la visión política sobre la espiritual y en la elección de los temas se reconoce el esquematismo dramático de simpatías y antipatías ideológicas. Así, el guion de Anthony McCarten es de tono periodístico en el fondo y fascinante en la forma de los diálogos, aunque será acusado de demasiado simplista e indulgente no se le puede negar el aprecio por sus personajes y su búsqueda de Dios“, asegura en una columna.

De acuerdo con el también profesor de la Facultad de Teología de Cataluña los flashbacks en torno a la biografía de Bergoglio parecen contraponer —casi enfrentar— a los protagonistas; sin embargo hacia el final de la película, “nos acercamos hacia un empate donde prevalece la humanidad de ambos y la misma fe compartida“.

Escena que presenta, a modo de 'flashback' el pasado del Papa Francisco.

Escena que presenta, a modo de ‘flashback’ el pasado del Papa Francisco.

“Perpetúa un modelo polarizado y reduccionista”, Steven Greydanus

Steven Greydanus, diácono y crítico de cine aseguró que la principal crítica negativa en torno a ‘Los dos Papas’ es que retrata a Benedicto como “la representación de todo lo que estaba mal en la Iglesia del pasado, mientras que Francisco es todo lo que necesita la Iglesia del mañana”.

“El casting esquemático del Papa Benedicto XVI como un reaccionario rígido y el futuro Papa Francisco como revolucionario reformador tiene menos que ver con la realidad de ambos hombres que con la necesidad de conflicto (…), y una preferencia ideológica por la narrativa de la liberación progresiva que triunfa sobre el tradicionalismo oculto”, dijo Greydanus.

Greydanus advierte que esta dicotomía de “bueno” y “malo”, “viejo” y “nuevo”, no sólo es “injusta para los dos Papas, sino que perpetúa un modelo polarizado y reduccionista de lo que es el conflicto dentro de la Iglesia, y de la Iglesia en sí misma”.

“Una película auténticamente católica”, Jorge Traslosheros

Jorge Traslosheros, profesor-investigador de Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aseguró que la película es “hermosa, profundamente humana y católica”.

“Yo diría que es la película más auténticamente católica que he visto en los últimos años. El drama no es el entre el bien y el mal, sino entre la fragilidad humana presente en ambos protagonistas y la gracia amorosa de Dios a la cual se entregan”, aseguró en su cuenta de Twitter.

El investigador hizo énfasis en la importancia del Sacramento de la Reconciliación para la trama del filme pues “es ahí donde ambos Papas se encuentran y donde nace una relación profundamente humana y comprometida con la Iglesia y la humanidad”.

En una escena de la película 'Los dos Papas', el Cardenal Bergoglio confiesa al Papa Benedicto XVI.

En una escena de la película ‘Los dos Papas’, el Cardenal Bergoglio confiesa al Papa Benedicto XVI.

Sin embargo, sobre la representación de los personajes, el académico destaca que “entrando a lo histórico, ni Ratzinger fue rígido, ni Bergoglio es liberal“.

“Son dos maneras de ser, pero no dos formas antagónicas del servicio petrino”, Monseñor Arizmendi

El Obispo Emérito de San Cristóbal de las Casas, Monseñor Felipe Arizmendi, recordó que todos los Papas son diferentes, y eso no significa que uno sea mejor que otro.

“Es injusto el tratamiento que se le da (en la película) a Benedicto, como queriendo resaltar a Francisco. Ciertamente son dos estilos, dos maneras de ser, pero no son dos iglesias, ni dos formas antagónicas del servicio petrino. De eso no hay que extrañarse. Así es siempre; los Papas son todos diferentes. Como son cuatro los evangelios, distintos entre sí, pero reflejan, cada cual en su estilo, el único Evangelio de Jesús”, aseguró.

El también responsable de la Doctrina de la fe en la Conferencia del Episcopado Mexicano pone de ejemplo que el que Benedicto usara zapatillas, típicas en los pontífices de ese momento, y Francisco use zapatos comunes y corrientes, no descalifica a aquél y sobrevalora a éste, sino que son “usos y costumbres” de diferentes tiempos y lugares.

Por ello, el obispo invita a no perder de vista lo esencial: “uno y otro pontífice aman profundamente a Jesucristo y a su Iglesia, cada quien a su manera y en su tiempo“.

“Nos recuerda que Dios es quien actúa en la Iglesia”, P. Víctor Jiménez

El padre Víctor Jiménez González, sacerdote de la Arquidiócesis de México, opina que si bien la película refleja la realidad humana de la Iglesia, no debemos olvidar que no es una biografía de los dos Papas ni un retrato fiel de los dos Papas.

“Además, la Iglesia no se reduce a la lucha de los conservadores y los progesistas. Cuando se elige a un Papa, se supera esto”, aseguró.

Por ello, una lección importante de la película es que Dios quien va actuando en la Iglesia, que este proyecto es mucho más grande que las personas.