Mundo

Mensaje final de la Asamblea COFRAMEX 2018

Haciendo camino, iban recordando los innumerables y grandes beneficios recibidos de Dios clementísimo; con qué benevolencia habían sido acogidos por el Vicario de Cristo, señor y padre de toda la cristiandad; cómo buscar juntos la mejor manera de cumplir sus consejos y mandatos; cómo observar y custodiar con sinceridad y fidelidad la Regla que habían aceptado; cómo debían caminar por la vía de la santidad delante del Altísimo; en fin, cómo su vida y costumbres, mediante el crecimiento en las santas virtudes, habrían podido servir de ejemplo al prójimo” (1 Cel 34: FF 377).

Reunidos como Familia Franciscana en México, los días 18, 19 y 20 de junio en San Juan de los Lagos, agradecemos al Dios de la Vida la magnífica oportunidad que hemos tenido para encontrarnos todas las obediencias de la Orden Franciscana, además de las Hermanas Franciscanas de Jesús Crucificado, las Misioneras Franciscanas de Guadalupe, las Hermanas Franciscanas de la Inmaculada Concepción y las Hermanas Misioneras Franciscanas de Nuestra Señora de la Paz. Este encuentro nos ha ayudado a conocernos, apreciarnos y a compartir algo de nuestro propio camino carismático.

Han sido días donde hemos profundizado los temas de la migración, los jóvenes y la paz en nuestro país. Desde esta reflexión nos sentimos interpelados por la trágica realidad. Como Familia Franciscana asumimos la tarea de colaborar por la paz y el bien desde cada una de nuestras presencias para así construir un México más justo y en paz.

Experimentando la gratitud por el carisma heredado de nuestros hermanos Francisco y Clara de Asís, y siguiendo la petición del Papa Francisco a los Ministros Generales, nos hemos dedicado a reflexionar y a dialogar sobre la unidad de nuestra Orden. Apreciando la pluralidad de la Familia Franciscana, nos comprometemos a vivir una reconciliación auténtica y profunda entre nosotros que nos dé la oportunidad de testimoniar con mayor fuerza y esplendor el carisma evangélico que hemos recibido.

Nos sumamos a la alegría de nuestros hermanos de la Orden Franciscana Seglar por la celebración del 40° aniversario de su Regla, proclamada el 24 de junio de 1978. Como Familia Franciscana los acompañamos con nuestra oración, pidiendo la intercesión de San Luis, rey de Francia y de Santa Isabel de Hungría para que cada hermano viva fielmente su carisma siendo sal y luz en el mundo del hoy.
Agradecemos la presencia de cada hermano y hermana en esta asamblea. Con la confianza puesta en el Señor, imploramos la intercesión de Santa María de Guadalupe, para continuar viviendo en fidelidad nuestra profesión de vida.

 

 

Fraternalmente

 

Sor Virginia Ramírez, OIC

Fr. Ángel Gabino Gutiérrez, OFM

Hno. Ángel de la Rosa, OFS

Fr. Constantino Alosnso, OFMCap

Sor Lourdes García, OSCCap

Fr. Herlindo Aparicio, OFMConv

Sor Guadalupe Sainz, OSC

Fr. Armando Vázquez, OFM

Hna. María Esther Pérez, OFS

Fr. Sergio Bello, TOR

Fr. Néstor Wer, OFMCap
PRESIDENTE COFRAMEX