Mundo

“Esta Navidad los niños de Irak quieren volver a casa”, afirma sacerdote que salvó de ISIS

ACI Prensa

El P. Naim Shoshandy, sacerdote siro católico que escapó del Estado Islámico (ISIS), invitó a los fieles a apoyar la campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada “Ayúdales a volver”, que busca reconstruir la presencia cristiana en Irak, pues, afirmó, los niños desean volver a sus casas en esta Navidad.

La campaña “Ayúdales a volver” tiene el objetivo de reconstruir la presencia cristiana en 9 ciudades de la Llanura de Nínive en Irak y beneficiar a más de 13 mil familias.

Se trata del proyecto de mayor envergadura que esta fundación pontificia ha llevado a cabo en toda su historia.

Según informó el director de Ayuda a la Iglesia Necesitada en España, Javier Menéndez Ros durante la presentación del proyecto, esta reconstrucción significa también “que el cristianismo vuelva a estar presente en esta tierra, de la que fue expulsado por la fuerza el verano de 2014”.

Menéndez Ros subrayó que este proyecto “no ha nacido en la mesa de un despacho en Europa, sino que responde al deseo de miles de familias cristianas iraquíes que se encuentran desplazadas en Jordania, Turquía, Líbano y en el Kurdistán iraquí que han pedido ayuda para volver a sus casas, a sus hogares”.

Actualmente 29 mil cristianos ya han vuelto a sus casas en Irak gracias a la colaboración de Ayuda a la Iglesia Necesitada. Pero todavía quedan más de 13 mil que desean rehacer su vida en su ciudad natal.

En la presentación del proyecto estaba el P. Naim Shoshandy, sacerdote siro católico de Irak que explicó cómo pudo escapar de la ciudad de Qaraqosh (Irak) en el año 2014, cuando tropas del Estado Islámico la invadieron.

“Recuerdo el día que salimos de Qaraqosh. El 6 de agosto de 2014 es un día negro para los cristianos en Irak, a las 5 de la mañana de ese día nos despertamos con el sonido de las bombas. Yo pude escapar con una familia de mi parroquia”, explica el sacerdote visiblemente emocionado al revivir esos momentos tan duros.

“Ese día fui a mi habitación y lo único que me llevé antes de salir fue una cruz, el rosario y un icono de la Virgen María”, “sentí que lo único que podía que hacer era rezar a la Virgen”.

“Tenemos a Dios y el Rosario como armas”, precisó.

“Dios nunca está lejos de quien sufre, y por eso está cerca de los cristianos de Irak”, precisó y subrayó que “esta navidad los niños iraquíes quieren volver a sus casas”.

“Sabemos que es difícil, pero también sabemos que tenemos nuestros hermanos en la fe, en otros países, que nos pueden ayudar a conseguirlo con su oración y con su apoyo económico” y aseguró: “Queremos volver a vivir como cristianos en Irak”.

Además el P. Shoshandy insistió en que ha perdonado al Estado Islámico (ISIS) y también a quienes mataron a su hermano por ser cristiano. “Cuando preguntan cómo podemos perdonar a quienes nos han hecho tanto daño: igual que Jesús perdonó a quienes lo mataron. Ese es el testimonio que el mundo espera”, afirmó.