Ángelus Dominical

jesús

P. Eduardo Lozano

PÚBLICA Y ABIERTAMENTE yo declaro que hoy me dieron línea para abordar un tema que hasta pena (y doble) me da, pues además de que yo lo escriba, ciertamente tú lo leerás; de cualquier modo -y con la debida advertencia- estás a tiempo de darle vuelta a la página y hacer como si yo no hubiera escrito y tú no estuvieras en la mínima posibilidad de leer… TAMBIÉN CONFIESO QUE por nada del mundo me atrevo a volver a ver -¡ni medio segundo!- el promocional pseudo-político que medio empecé a ver y mejor lo cancelé, y no precisamente por la noble intención de evitar crítica alguna a prójimo cualquiera, sino por la más práctica y cercana razón de no contaminar más mi pobre cabecita ya tan llena de telarañas… Y PARA ACABAR PRONTO tan lamentable asunto diré que el video de “la niña bien” que ha circulado en días pasados en internet y demás veredas aledañas, pues de plano resultó “muuuuuuyyyy mal”; sobran razones para tal afirmación y una sola señalaré, no más: el craso nivel de argumentación y propuesta política de partidos y candidatos, aunado al vacío intelectual, ideológico, programático que hay en comunicadores y estrategas, y todo esto junto al torpe manoseo de valores, símbolos, personajes y lugares bajo el pretexto de la libertad de expresión, o de la imaginación creativa, o de la novedad actual… ME PERDONARÁS QUE te extienda una invitación que puede parecer ofensiva pero que quiere ubicarse en la más noble realidad y que hago con todo respeto: no te vayas a hacer tonto (o tonta) ejerciendo tu libertad de elección de manera superficial o por mera inercia del hartazgo al que nos tienen sometidos los traficantes de paraísos absurdos, los merolicos de la fortuna sin esfuerzo, los charlatanes del bienestar gratuito, los demagogos impenitentes cuyos días están contados… NOS URGE –A TODOS- crecer en ideas sólidas y valiosas (y eso cuesta, si no, no vale); nos urge promover auténtica cultura (y no modas huecas, ajenas y pasajeras); nos urge establecer caminos estables de convivencia respetuosa y respetable (y no vereditas con tolerancia obligada y sesgada); nos urgen criterios y acciones sociales orientados al bien común (y no componendas ni favoritismos viciados de corrupción); nos urge responsabilidad cívica generalizada y permanente (y en mayor cantidad y con mejor razón a los que hacen cabeza en cualquier ámbito público)… QUIERO VIVIR ESTAS SEMANAS y meses, quiero vivir los años actuales y los que me falten hasta el día de mi muerte (y acaso tantito más), en el propósito de hacer más habitable y humano el entorno cercano y lejano, en el propósito de tomar en serio mi participación ciudadana y mi responsabilidad política, en el propósito de conjuntar en respeto y armonía todo lo que se refiere a mi patria y a mi fe, a mi vida privada y a mi entorno social, en el propósito de cuidar y promover lo que he recibido y lo que dejaré para futuras generaciones, en el propósito de compaginar todo el resultado de la ciencia y toda la riqueza de la trascendencia… COMIENZA HOY LA SEMANA SANTA y no quiero que se me escape un dato fundamental que en seguida está dicho de varios modos: Jesús enfrentó su vida y su muerte con propósito firme de cumplir la voluntad de su Padre Celestial; Jesús no improvisó su misión ni se conformó con medias tintas o negocios “en lo oscurito”; Jesús fue conduciendo su vida de subida y para más, y no de bajada ni para menos; Jesús canceló de su horizonte las ventajas egoístas y los caminos que denigraban a los más desfavorecidos; Jesús encaró el momento culminante de su existencia en medio de nosotros yendo por encima del sin-sentido de la muerte; Jesús resucitó del sepulcro y así nos sigue dando Vida y muchas ganas para vivirla desde ahora y para siempre… PÚBLICA Y ABIERTAMENTE yo declaro que -más que una línea- Jesús me ha dado todo un infinito cuaderno de doble o triple raya, a veces de cuadrícula y a veces con páginas en blanco o pautadas para que con su guía y ayuda yo siga escribiendo lo más derechito y claro que sea posible, lo más útil y respetuoso que pueda; también afirmo que ha bezes ay herrorez kolozales devidos a mi zooverbia y banidá, o a mi mentecatez y pachorra, y cuando así resulta pues le pido su infinita misericordia que sabrá arrancar esas páginas con tachones, sucias, borrajeadas y echadas a perder, y acaso las sustituya con otras nuevas para que resplandezca su obra en mí y en cuantos me ha dado como compañeros de banca, de salón, o de escuela… COMIENZA HOY LA SEMANA SANTA y ya estoy con ganas de estar en la Pascua que no se acaba, cuyo adelanto lo tendremos dentro ocho días y hasta que celebremos Pentecostés; mientras tanto, constato que hoy comencé escribiendo con pena doble pero acabo con un gozo enorme, constato que aunque sudo no me acongojo, que aunque me cueste no me achicopalo, que aunque ya comienza el tan temido bombardeo propagandístico tú y yo y tantos otros sabremos sobrevivir con el empeño y tesón al que unos pocos le sacan la vuelta… (¡Ups!, casi se me olvida que hace 30 años me ordenaron diácono y comencé a ser clérigo, así que por ahí haces una oración por mí, porfa…)