Escuela para padres

Cómo superar la cuesta de enero

El inicio de año suele ser difícil para la economía familiar. Aquí una serie de tips para sortear las dificultades.
¿Sabes cómo superar la cuesta de enero?
¿Sabes cómo superar la cuesta de enero?

Como cada año, en este periodo conocido como “cuesta de enero”, muchas familias se ven en un bache económico por los gastos realizados en diciembre, un mes complicado debido a las festividades y la compra de regalos.

Ahora hay que cubrir algunos gastos, pero falta dinero “y como no hay marcha atrás –señala Rosa María Rodríguez, especialista en temas familiares–, hay que buscar una solución”. Como maestra en Terapia Familiar, asegura que estas situaciones ocasionan en los padres trastornos anímicos que afectan a los hijos, por lo que es preciso atender la situación.

Hacer frente a la realidad

En este sentido, la también colaboradora de Cenyeliztli A.C. afirma que las preocupaciones más comunes son cómo pagar las actividades extraescolares para el desarrollo de los hijos y cómo cubrir los acostumbrados satisfactores. “Con frecuencia –señala– los padres optan por tratar la cuestión en privado; pero como dicen: ‘no pasa nada en casa sin que los niños y las mascotas se den cuenta’, así que esto no es opción”.

Hay que reconocer la irresponsabilidad cometida –sugiere–, y platicarlo con los hijos según su edad, para que también aprendan a reconocer errores.

Momento de relajarse

Para la terapeuta, los padres deben hacerse tres preguntas:

1. ¿Qué aprendí de esto? La respuesta también servirá al desarrollo de los hijos, pues aprenderán a decidir, a analizar presupuestos, a conducirse responsablemente. Esto además plantará a los hijos en un principio de realidad: a veces se puede, a veces no.

2. ¿Qué hacer ahora? En este sentido, considera que es importante volver a los hijos partícipes de la solución, hacerles ver que uno o dos meses sin actividades extraescolares contribuirán a la estabilidad familiar; que sin la acostumbrada golosina se ahorrarán gastos hormiga que servirán para cosas importantes. “Lo mejor es que los hijos se sentirán parte de un plan, piezas clave en el diseño de una solución en familia”.

3. ¿Qué opciones hay ante la falta de dinero? Aunque el dinero abre posibilidades –indica– hay muchas opciones que a veces no se consideran: en la ciudad hay parques maravillosos e infinidad de espacios para convivir; podemos juntarnos en familia, ver una película y mil cosas más que construyen y no necesariamente cuestan.

Te puede interesar: Afortunada Mente’, un juego para aprender de finanzas en familia