Escuela para padres

5 formas de ayudar a los niños a enfrentar la pérdida de un ser querido

Para los niños es difícil experimentar la pérdida de un ser querido; es importante que los padres estén con ellos para ayudarles a superar la tristeza.
Afrontar la pérdida de un ser querido Foto Especial
Afrontar la pérdida de un ser querido Foto Especial

Para los niños, que son “nuevos” en tantas cosas, puede ser muy difícil experimentar la pérdida de un ser querido. Y sobre todo para los más pequeños resulta complicado entender la finalidad de la muerte.

Lee: 7 tips para enseñar a los niños el valor de la amistad

Sin duda, corresponde a los padres y a los adultos que conviven con los niños que sufrieron un duelo a ayudarles a asimilar esta experiencia, pero al ritmo y al modo del niño, sin olvidarnos de que el acompañamiento de la familia es fundamental para sobreponerse.

Leer: ¿Cómo explicar a los niños que sus padres se van a divorciar?

Linus Mundy, autora del libro Nos ponemos tristes cuando alguien muere. Un libro sobre el dolor, de Ediciones Dabar, otorga algunas tácticas para, quizá, alcanzar una mejor comprensión del ciclo de la vida en sí y ayudar a los pequeños a superar la pérdida de un ser querido.

Estas son cinco tácticas que la autora propone:

1. Sentirse triste no es portarse mal.

Algunas personas creen que guardarse su dolor o lágrimas ayuda a superar el dolor; sin embargo, no puedes hacerlo porque era importante para ti. Es natural sentir muchas emociones a la vez, date permiso de sentirte triste.

2. Todos podemos ayudarnos, expresa lo que sientes.

La compañía de tu familia o de amigos que se sienten igual de tristes que tú, ayudará a que la pérdida de un ser querido sea menos dolorosa, pues ellos se sienten como tú. Hablar con un amigo u adulto puede ayudar a que te sientas mejor.

3. Acuérdate de las cosas buenas.

Recuerda los momentos agradables que pasabas con esa persona, te ayudará a sentirte menos triste porque recordarás que pudiste pasar en su compañía.

4. Las actividades pueden ayudar.

Puedes hacer dibujos donde te representes jugando o hablando con la persona cuando estaba viva, puedes hacer un álbum de fotos que te recuerden lo maravillosa que era esa persona.

5. Pídele a Dios ayuda para ti y los demás.

Es bueno platicar con Dios en oración, pídele que te ayude a ti, a tu familia, amigos y a la persona que murió. Hasta puedes imaginar que hablas con esa persona o escríbele una carta para contarle lo que sientes o quisieras decirle.

Conoce más libros de la misma serie aquí.