Un regreso alegre y seguro

Que el regreso a las peregrinaciones esté lleno de alegría por encontrarnos y unirnos en oración, pero cuidándonos para evitar el repunte del COVID-19.
La Basílica de Guadalupe recibió a más de 10 millones de peregrinos durante la fiesta del 12 de diciembre.
La Basílica de Guadalupe ha recibido a más de 10 millones de peregrinos durante las fiestas del 12 de diciembre.

A más de dos años y medio de que la pandemia de COVID-19 afectara nuestra cotidianeidad y nos obligara a un fuerte encierro, esta semana la Secretaría de Salud Federal anunció los nuevos lineamientos a seguir con respecto a la enfermedad, entre los que destaca la eliminación del uso del cubrebocas en algunos espacios cerrados.

Pese a que los efectos y riesgos de la enfermedad han disminuido, es importante ser prudentes y tener claro que los contagios aún existen, sobre todo ante la próxima temporada invernal pues, como señala la Organización Panamericana de la Salud, en esas fechas se podría presentar un nuevo repunte en los casos de coronavirus.

Es importante sumar esfuerzos para evitar el incremento de nuevos casos de COVID-19 y las afectaciones que se presentan por las enfermedades respiratorias estacionales.

Así pues, hacemos un llamado a seguir cuidándonos, no relajar de más las medidas de prevención y reforzar las campañas informativas dirigidas a la población.

Este anuncio ha coincidido con el regreso alegre y necesario de las grandes peregrinaciones a los santuarios, como las que empezaron a arribar a la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe y que marcan el preludio de los festejos del próximo 12 de diciembre.

Te puede interesar: Esta es la historia de las peregrinaciones a la Basílica de Guadalupe

Por ejemplo, el pasado 12 de octubre atestiguamos la Romería de la Virgen de Zapopan y la presencia de aproximadamente 2.4 millones de personas que caminaron entre rezos, cantos y en medio de un ambiente de fiesta, de la Catedral de Guadalajara a la Basílica de Zapopan.

El próximo 28 de octubre, en la Iglesia de San Hipólito y San Casiano de la Ciudad de México se realizarán los festejos en honor a San Judas Tadeo y se espera que cientos de miles de fieles se hagan presentes en la zona que rodea el templo.

Nos llena de alegría regresar con mayor confianza a nuestros lugares sagrados, pues en ellos es donde los fieles podemos reconocernos como una comunidad de Dios.

Te podría interesar: Arquidiócesis de México inaugura el ciclo de peregrinaciones diocesanas

Nuestra comunidad cristiana es un espacio de puertas abiertas, y las peregrinaciones esperaban este momento para caminar y orar, para agradecer el cuidado de Dios y poner en Sus manos aquello que más les preocupa. Somos una familia de fe que se nutre del encuentro con el otro.

Hacemos, por lo tanto, una invitación a todos los peregrinos a que este regreso a los eventos masivos en la Iglesia sea lleno de alegría por encontrarnos y poder unirnos en oración, pero que también sea un regreso respetuoso, seguro y con las precauciones necesarias para evitar cualquier repunte del COVID-19.

Compartir