Educar para construir la paz

En este regreso a clases, recordemos que la educación es el camino más eficaz para lograr una paz sostenida y a largo plazo.
educacion y regreso a clases
A mayor educación, menores probabilidades de caer en la delincuencia. Foto: Especial

La educación es la mejor inversión que podemos hacer como individuos, como padres de familia y como sociedad. Sin embargo, ¿qué tanto invertimos en ella?

A nivel gobierno, el presupuesto destinado a la educación es históricamente bajo. En el primer cuatrimestre de 2022, se invirtió 13.6% menos en educación que en el mismo periodo de 2021, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Y esta pobre inversión se ve reflejada no solo en los deficientes resultados de los niños mexicanos en matemáticas y comprensión lectora, sino en la desintegración del tejido social que cada vez más aqueja a nuestro país.

Pero la inversión en educación no es exclusivamente monetaria. Como padres de familia y cómo sociedad, ¿cuánto tiempo dedicamos a la educación de los niños? Educación no es lo mismo que escolaridad, y la educación en valores es algo que se cultiva en casa. No podemos esperar que un niño aprenda en escuela lo que nunca le ha sido inculcado en el hogar.

Por ello, los padres de familia, los primeros y principales responsables de la educación de los hijos, están llamados a involucrarse en las escuelas, con orden, conciencia solidaria y, sobre todo, capacidad de escucha.

Creemos fervientemente que la inversión en educación es la forma de construir un México mejor. Históricamente se ha comprobado que existe una correlación entre educación y delincuencia: a mayor educación, menores probabilidades de caer en la delincuencia. Es por esto que la educación también es el camino más eficaz para lograr una paz sostenida y a largo plazo.

Nos unimos al llamado de la Conferencia del Episcopado Mexicano y convocamos a que autoridades civiles, empresarios, líderes sociales y políticos sumen esfuerzos para invertir en el espacio educativo que propicie un desarrollo humano e integral.

Puedes leer: ¿Molestan a tu hijo en la escuela? Lo que no debes permitir

Compartir