Editorial
rmb

Construyendo nuestro futuro

Es un momento clave para evaluar profundamente las políticas públicas implementadas, y para realizar los ajustes que se requieren.

¿Qué país estamos construyendo?, y ¿qué país queremos construir?

El segundo informe del presidente Andrés Manuel López Obrador coincide con una de las crisis económicas y de salud más fuertes de la historia moderna de nuestro país. Y por lo tanto, es un buen momento para evaluar profundamente las políticas públicas implementadas, y para realizar los ajustes que se requieren.

La pandemia ha hecho más evidente la urgente y necesaria atención a las personas que viven en situación marginal y que no tienen ni para comer, pues ha afectado laboralmente a millones de trabajadores y ha representado un grave golpe en la economía individual y colectiva.


Estamos en un momento que ha puesto contra la pared a nuestros hermanos adultos mayores, población vulnerable ante el Covid-19, que además es la que más ha tardado en recuperar sus actividades cotidianas ante el temor del contagio.

Y no menos importante es el número de contagios y fallecidos. Son más de 60,000 familias lastimadas por la pérdida irreparable de un ser querido. ¿Cuántas de esas muertes pudimos haber evitado?, ¿qué tan bien hemos actuado como sociedad para frenar el virus?

Recordamos y reforzamos el llamado hecho por los Obispos de México en junio pasado, en el sentido de proporcionar información sólida y transparente sobre la extensión del contagio y su evolución, así como del número de muertes que causa.

A los gobernantes y legisladores les recordamos la urgencia de encontrar soluciones que apoyen al sector productivo, e impulsen y promuevan a los que menos tienen, particularmente a los pueblos originarios y a la población migrante.

Y no debemos quitar el dedo del renglón en cuanto a la corrupción y la impunidad, que deben combatirse sin tregua en todas las esferas de la sociedad, desde la familia hasta el gobierno.

A poco más de seis meses de que la pandemia tocó las puertas en nuestro país, recordemos las palabras del Papa Francisco: nada puede volver a ser igual. Pensemos que no podemos ser los mismos de siempre. No podemos mantener un ambiente de división, fragmentado y con rencor social. Pensar individualmente no nos llevará a ningún lado, porque solos nos hundimos, pero si vamos juntos, en comunión y en paz, saldremos adelante.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios