Arquidiócesis

Una nueva santa mexicana

Concepción Cabrera de Armida será la quinta mexicana en ser elevada a los altares.
Escudo Arquidiócesis de México.

La historia de la Iglesia en México está ligada a la historia de santidad de sus miembros; desde los primeros años del siglo XVI hasta nuestros días, hay un rosario de misioneros, mártires, místicos, y personas ejemplares que han alcanzado la gloria de los altares.

Esta historia de santidad que se ha originado en México, no se reduce al interior de nuestras fronteras, tenemos santos como Felipe de Jesús, martirizado en Japón, o Fray Junípero Serra, español que misionó en México y en el sur de los Estados Unidos.

La lista de evangelizadores, mártires, Siervos de Dios y Venerables que algún día pueden ser beatificados es demasiado amplia, no se centra en los primeros años de la etapa virreinal, ni a los períodos de persecución religiosa que lamentablemente han existido en nuestro país en el siglo XX.

Todo momento es ideal para vivir con plenitud el amor y las enseñanzas de Jesús en la propia vida, por lo que la Iglesia en nuestro país espera y trabaja para que existan cada vez más santos mexicanos.

La próxima beatificación de Concepción Cabrera de Armida se sumará a otras cuatro santas y beatas mexicanas: Santa María de Jesús Sacramentado Venegas, primera mexicana en ser canonizada; Santa María Guadalupe García Zavala; la beata María Inés Teresa Arias, y la beata María Vicenta Dorotea Chávez. Estas cuatro mujeres fueron religiosas de distintas congregaciones y también destacaron en el campo de la enfermería y de la enseñanza, siendo un común denominador la caridad y su amor al prójimo.

Concepción Cabrera de Armida será la quinta mexicana en ser elevada a los altares. Mujer laica casada, con 9 hijos, que tras enviudar se convirtió en una notable mística que escribió en su “Diario de Conciencia” más de 60 libros y fue además la fundadora de las Obras de la Cruz, cinco grandes familias tanto de religiosos como de laicos, entre las que se encuentra la Congregación sacerdotal de los Misioneros del Espíritu Santo con presencia actualmente en 17 países.

La ceremonia de Beatificación de Concepción Cabrera de Armida será el sábado 4 de mayo a las 12:00 hrs en la Basílica de la Virgen de Guadalupe y estará presidida por el Cardenal Angelo Beccui, delegado del papa Francisco, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Se espera la asistencia de cientos de miles de fieles y alrededor de 80 obispos del país.

Conoce quiénes son nuestros beatos

Bartolomé Gutiérrez y Bartolomé Laurel, misioneros mexicanos que fueron sacrificados en Japón.
Los dos Mártires Fiscales de Cajonos, en Oaxaca: Juan Bautista y Jacinto de los Ángeles; dos de los 6 indígenas mexicanos que están en el santoral.

Gabriel Escoto Ruiz y Luciano Hernández Ramírez, dos religiosos mexicanos que fueron asesinados durante la Guerra Civil Española.

Dos sacerdotes ejemplares: el fraile agustino Elías del Socorro Nieves y el Padre Miguel Agustín Pro, jesuita.

En un bloque de 13 mártires, fueron beatificados en Guadalajara, están: Anacleto González Flores, Ezequiel y Salvador Huerta Gutiérrez; Luis Padilla Gómez, Jorge y Ramón Vargas González; Trinidad Rangel, el español Andrés Solá, Leonardo Pérez Larios; Luis Magaña Servín, Miguel Gómez Loza. Darío Acosta y finalmente el niño michoacano José Sánchez del Río, que es ya santo.

En esta lista de beatos se pueden incluir dos españoles que tuvieron especial importancia y entrega en la historia de México: el beato Juan de Palafox y Mendoza, quien fue virrey y arzobispo de Puebla y de México, y el beato Fray Sebastián de Aparicio, cuyos restos se conservan en Puebla, y que fue el introductor de la carreta en México y pionero en la construcción de caminos.

Celebramos la beatificación de Concepción Cabrera, mujer, esposa y madre de familia, un mensaje claro para la Iglesia de hoy, una inspiración para los casados, pues proyecta al matrimonio como un camino de santidad.