Arquidiócesis

La Capilla Sixtina de la Ciudad de México

Miguel
  • Miguel Macías superó las adversidades y concluyó la réplica de los frescos de ‘su tocayo’ Miguel Ángel en la Parroquia del Perpetuo Socorro; el Arzobispo de México bendijo su trabajo.

Cynthia Fabila

Enfermedades, visitas al hospital, carencias económicas y un sinnúmero de contratiempos no impidieron que Miguel Macías, 18 años después, diera la pincelada final a la reproducción de los frescos de la Capilla Sixtina en la Parroquia del Perpetuo Socorro, en la colonia Moctezuma.

En una ceremonia especial, a la que asistió el Arzobispo Primado de México, Carlos Aguiar Retes, bendijo la obra y develó una placa en la que se reconoce el trabajo de todas las personas que colaboraron para culminar esa creación.

“Es una satisfacción muy grande haber iniciado, pero más haber concluido con estos trabajos después de 18 años. No fue una tarea fácil, pero mis colaboradores y yo, fuimos inspirados y dirigidos por la mano de Dios. Eso no cabe duda, porque todos pasamos por infinidad de pruebas: caídas, fracturas, problemas económicos y familiares, obstáculos para realizar la obra, entre muchos otros”, asegura el artista, que también es diseñador gráfico de profesión.

Leer: Casi terminada la “Capilla Sixtina” en la colonia Moctezuma

En 1999 hizo una visita a Roma, donde asegura, “tuve la suerte de admirar el arte universal, primordialmente en la Capilla Sixtina, me maravillaron los frescos de Miguel Ángel acerca de la creación y el juicio, así como los de otros artistas. Caminé entre la gente para hacer las mediciones con mis pasos, de más o menos un metro; al llegar a México vi que las medidas de esta Parroquia coincidían muy bien con las del recinto en Roma, y ahí comencé mi trabajo”, relata Macías, en entrevista para Desde la fe.

La obra dio inicio en 2001, a partir de la venia de Monseñor Abelardo Alcántara, entonces obispo auxiliar en esa vicaría y el presbítero, Agapito Lujano Mora; posteriormente el primer lienzo fue bendecido por el entonces cardenal Norberto Rivera Carrera el 16 de junio de 2006 con la participación de Monseñor Felipe Tejeda García.

“También tuve apoyo de la comunidad, de las autoridades de la iglesia, al igual que del gobierno de la ciudad”; sin embargo, Macías sufragó el gasto de la mayor parte del material utilizado para completar los 14 lienzos que integran la monumental obra hecha en acrílico.

Aunque la réplica no es exacta en cuanto a las dimensiones, pues el techo de la parroquia es 10 metros más bajo que la Capilla Sixtina, el artista asegura que es mejor debido a que los visitantes pueden admirar las pinturas mucho más de cerca que la original.

Y el trabajo no acaba para don Miguel, pues asegura que ya está pintando en la Parroquia de San Juan de los Lagos en la colonia 20 de Noviembre, “hay más apoyo económico, estamos pintando a los cuatro evangelistas en la cúpula, con la misma técnica de primero pintar los lienzos y luego pegarlos al techo”, detalla.