Arquidiócesis
rmb

La Arquidiócesis de México implementa acciones ante la presencia del Covid-19

Las siguientes son las indicaciones que deben llevar a cabo los sacerdotes y los fieles en todos los templos de esta Iglesia particular, a fin de evitar la propagación del virus.

Ciudad de México, a 28 de febrero de 2020

Me permito comunicar las instrucciones correspondientes para que se apliquen en los templos de la Arquidiócesis Primada de México las medidas de higiene que ayuden a evitar la propagación del virus Covid-19.

Estas indicaciones son totalmente preventivas y, por lo tanto, hago un llamado a no generar ni entrar en pánico, así como a informarse en fuentes de información fidedignas y no difundir noticias no oficiales.


De esta manera se solicita a los fieles seguir las recomendaciones dadas a conocer por la Secretaría de Salud de la Ciudad de México y de la Secretaría de Salud Federal para evitar posibles contagios como lo son:

  1. Evitar saludar de beso o de mano, para impedir un posible contagio.
  2.  Lavarse bien las manos, al menos, durante 20 segundos, y hacerlo de manera frecuente, en especial, cuando se esté en espacios públicos.
  3. No tocarse ojos, boca y nariz sin antes haberse lavado las manos.
  4. Evitar el contacto cercano con personas que se sospeche pudieran estar
    infectadas.

Las siguientes son las indicaciones que deben llevar a cabo los sacerdotes y los fieles en todos los templos de esta Iglesia particular, a fin de evitar la propagación del virus:

Los sacerdotes:

1. Deben abstenerse de celebrar públicamente la Santa Misa si presentan el más leve indicio de la enfermedad.

2. También deben abreviar al máximo el tiempo de la celebración, incluyendo la homilía, a fin de que las personas no permanezcan mucho tiempo juntas en un lugar cerrado. (Queda a su criterio la omisión de los cantos, procesión de ofrendas y otro tipo de actividades que alarguen la celebración).

3. Realizar la Colecta posterior a la Comunión para evitar que la gente maneje dinero y se contamine las manos antes de recibirla.

4. Pedir que quien distribuya la Comunión se purifique los dedos con agua y jabón, o mediante el uso de un gel antibacterial. Al momento de dar la Sagrada Comunión es preferible omitir la fórmula: “el Cuerpo de Cristo”, a fin de evitar cualquier emisión involuntaria de saliva o, en su defecto, usar en ese momento un cubrebocas.

5. Instruir a los fieles para recibir la comunión en la mano, vigilando estrictamente se lleve a cabo con el cuidado debido.

6. Si durante la Celebración se realiza el sacramento de la Confesión, el sacerdote y los fieles deben usar el cubrebocas.

7. Al finalizar la Santa Misa, instruir a los fieles sobre las medidas que recomiendan las autoridades sanitarias para que los fieles tomen conciencia de la responsabilidad que tienen para cuidar su propia salud y la de los demás.

Los fieles:

8. No tomarse de las manos al momento de rezar el Padrenuestro.

9. Omitir el gesto físico –saludo de mano, abrazo o beso- del Rito de la Paz.

10.Recibir con toda reverencia la Comunión en la mano, y consumirla inmediatamente frente al ministro.

11. Orar intensamente a fin de pedir la intercesión maternal de la Santísima Virgen de Guadalupe, pidiendo su auxilio y protección en esta situación.

+ Carlos Cardenal Aguiar Retes
Arzobispo Primado de México

Comentarios