Arquidiócesis

Iglesia restaurada por dentro y por fuera

La Comunidad
  • Esta Parroquia en la colonia San Rafael destaca por su belleza arquitectónica, pero también por la alta participación de su feligresía y por sus especiales misas con mariachi.

Alejandro Feregrino

Hace 15 años, la histórica Parroquia de los Santos Cosme y Damián estaba gravemente deteriorada y los techos de su convento contiguo al borde del colapso, pero hoy ha recuperado su belleza y, más importante aún, a su feligresía.

Esta Iglesia ha sobrevivido el paso del tiempo. Su historia comienza en 1581, cuando los franciscanos fundaron un convento y un hospital para atender a los indígenas forasteros. En 1672 se colocó la primera piedra de la Iglesia y en 1851 el convento se convirtió en hospital militar. Años después, se fraccionó y una parte se vendió a particulares

“28 techos estaban a punto de caerse”, explicó en entrevista con Desde la fe, el párroco José de Jesús Aguilar, quien a su llegada en 2004, inició el proyecto de restauración.

El edificio requirió trabajos en paredes, pisos, techos y drenaje, siguiendo los requerimientos de la Dirección General de Sitios y Monumentos de la Secretaría de Cultura. Actualmente aún se realizan labores de pintura interior y exterior.

Si bien cuenta con belleza arquitectónica, como su retablo -también restaurado- que data del siglo XVIII y que pertenecía a la Iglesia de San Joaquín; la Parroquia de los Santos Cosme y Damián destaca por la participación de su comunidad ya que tiene Misas llenas y actividades como estudio de Biblia, pastoral, pláticas y cursos de autoestima y tanatología.

Parte de su éxito ha sido el renombre de su párroco, ya que el padre José de Jesús Aguilar es un reconocido comunicador y escritor, con programas de radio y presencia en televisión, por lo que su notoriedad ha logrado que muchos fieles la visiten.

“Al mismo tiempo que se fue restaurando el edificio traté de ir restaurando la comunidad, que además es una comunidad enriquecida por mucha gente que viene de lejos (…) que han sido acogidos por la comunidad de aquí”, explicó.