Arquidiócesis

Grupo Emmanuel: “La música es esencial para llevar a la oración”

  • La agrupación de música católica cumple en este 2018 un cuarto de siglo de ministerio; lo celebrará con tres conciertos en el Auditorio Nacional y otro más en la ciudad de Monterrey.

 

Abimael César Juárez

El Grupo Emmanuel, que desde hace varios años organiza alabanzas multitudinarias a Jesús-Eucaristía en diferentes parroquias de la Ciudad de México, cumple este año un cuarto de siglo de ministerio. El vocalista y guitarrista de la agrupación, Juan Felipe González, habla sobre estos 25 años de vida y de lo que ha significado para ellos este servicio.

En principio de cuentas, considera que la alabanza es fundamental y poderosa, pues a través de ella se prepara el alma para tener un encuentro íntimo con Jesús Eucaristía, y de esta forma recibir al Señor. “La alabanza nos deja en la parte del atrio antes de entrar en la presencia de Dios a través de Jesús Eucaristía. Curiosamente, a pesar del júbilo que vivimos en la alabanza, para poder entrar en la oración lo primordial es el silencio, porque es cuando llegamos a esa intimidad con Dios, es cuando Él nos habla”, explica.

Recordó que su misión como grupo Emmanuel y su ministerio musical es llevar a los asistentes a un encuentro íntimo con Jesús, y la música juega un papel muy importante porque sensibiliza los sentidos. Por eso –dice– la agrupación suele ir a lugares peligrosos donde el Señor los manda a misionar, a denunciar lo que está mal, como al norte del país –donde hay delincuencia y narcotráfico– para dar esperanza a través de la oración apoyada en melodías, para que volteen a ver a Jesús y sepan que Él es la sanación y la respuesta a todos esos males que padecemos”.

Añade: “La música es esencial para llevar a la oración, es el vehículo que nos lleva a la intimidad con Jesús-Eucaristía. Es como si el novio, que en este caso es Jesús, se encuentra con su novia la Iglesia, y la recuesta en su pecho. Así es, durante el momento de adoración, el Señor nos lleva a su pecho, nos hace escuchar sus latidos”.

Explicó que la agrupación suele llevar a los fieles a hacer oración mientras tocan música de fondo, con las luces apagadas, “igual que sucede en un momento romántico porque para nosotros significa lo mismo”. La intensión es que, con cada canción, quede grabado para siempre en la memoria de los asistentes el recuerdo de ese encuentro. La adoración Eucarística es la cita con el ser amado para dejarnos conquistar y seducir por Él”.

Juan Felipe dijo que, como buenos soldados de Jesús, parte de su preparación es la oración, la Comunión, el Rosario y, principalmente, la Eucaristía. “Queremos estar bien dispuestos tanto física, como espiritual y verbalmente; así, a través de la Palabra, llevamos la adoración. Personalmente ofrezco a Dios, con todo mi amor, cada viaje que me separa de mi familia”.

Explicó que en la Arquidiócesis de México han recibido el apoyo de  Mons. Carlos Briceño Arch, obispo auxiliar en la II Vicaría, quien pidió a los Siervos de Jesús que acompañaran espiritualmente a la agrupación, “para crecer en el amor, en el discernimiento y en la pureza de intensión, como lo pide el Señor”.

Para finalizar, recordó que Grupo Emmanuel surgió durante una Adoración Eucarística en una parroquia hace 25 años: “Estábamos nosotros, el sacerdote y Jesús Eucaristía, tres elementos que llenaron nuestra vida para que saliéramos a decirle al mundo entero que Jesús está vivo, siempre renovándose en cada edición para hacer de cada presentación una experiencia única de adoración a Jesús Sacramentado”.

Este cuarto de siglo Emmanuel lo va a festejar con tres conciertos en el mes de septiembre en el Auditorio Nacional, y otro más en el auditorio Citybanamex de Monterrey. También estrenarán un nuevo disco con el cual renovarán su ministerio.