Comunidad devota, festiva y bien organizada

  • En el marco de la celebración de la fiesta patronal, este año el P. Óscar Arias fue invitado desde Roma a ser parte de un comité mundial de san Lorenzo, cuyo primer objetivo es promover la figura del santo.

Vladimir Alcántara

Este 10 de agosto, la comunidad de San Lorenzo Diácono y Mártir (Tezonco) celebra su fiesta patronal con una Santa Eucaristía, alrededor de la cual se llevan a cabo diversos actos festivos, de convivencia parroquial y de oración. Sobre lo que significa para la feligresía la figura de san Lorenzo, y la gran devoción que se le profesa en este pueblo originario de la delegación Iztapalapa, habla para Desde la fe el P. Óscar Arias, quien desde hace tres años ha estado al frente de este recinto.

El P. Arias explica que, como ocurre con todos los mártires de la Iglesia, a san Lorenzo se le conmemora el día de su muerte, la cual se ejecutó el 10 de agosto del año 258, luego de que las autoridades romanas le pidieran entregarles los tesoros de la Iglesia, que el Obispo le había pedido resguardar. “Él se los presentó, y se dieron cuenta de que los referidos tesoros eran los pobres, menesterosos, viudas, huérfanos y todos aquéllos a los que la Iglesia atendía. Consideraron que él se estaba burlando de la autoridad, así que lo pusieron en una parrilla para quemarlo. Las actas de su martirio redactan que, puesto a quemar en esa especie de rejilla, él, mofándose del martirio, dijo: ‘Ya estoy de un lado, ahora voltéenme del otro’”.


Refirió que Tezonco es uno de los casi cuarenta pueblos originales de la VIII Vicaría, adonde venían los frailes de Culhuacán y Tláhuac a atender a la gente como tierra de misión. “Por eso fue formándose una comunidad muy devota, tanto hacia este santo como a otros que acompañan su vida espiritual, según el barrio del que se trate; en esta comunidad hay cuatro: Divino Salvador, San Lorenzo, Guadalupe y San Antonio. Yo no hice nada para que la gente acudiera a celebrar la fiesta de estos santos. Más bien, ellos me piden encarecidamente que acuda a celebrar la Misa”.

Señala que en torno a la Santa Eucaristía, la comunidad generalmente organiza diversas actividades en las que prevalece la unidad, como las velaciones; “así les llaman a las reuniones en casa del mayordomo; comúnmente se hacen tamales; los varones cortan la leña, preparan los tambos; las señoras echan la mezcla en las hojas. A las cero horas cantan “Las Mañanitas”. Luego se reparten los tamales, y al otro día se hace una gran comida. A veces hay banda. En fin, es una gran fiesta”.

Pero además de participar con devoción y alegría en la fiesta –señala el P. Arias–, la comunidad de San Lorenzo mantiene una gran organización pastoral: “Aquí hay Pastoral de la Caridad, Grupo de Liturgia, Ministros de la Comunión, unas cuarenta catequistas, coros para cada Misa; también Adoradores Nocturnos, Legión de María, Socios del Carmen, Socios del Sagrado Corazón y otros. La organización definitivamente es muy bella”.

Finalmente, el P. Arias comentó que recientemente fue invitado por la Basílica de San Lorenzo Diácono y Mártir Extramuros (Roma) a firmar el nacimiento de un comité mundial de San Lorenzo. “Me mandaron la solicitud, la envié de vuelta y fui aceptado como miembro. Uno de los objetivos del comité es promover la figura de san Lorenzo, así como la diaconía como servicio a la Iglesia. Y dado que en dicha Basílica se halla el cuerpo de san Lorenzo, mientras que la cabeza está en el Vaticano, un segundo objetivo es lograr la unificación para que la reliquia quede completa bajo custodia de la Basílica de San Lorenzo Diácono y Mártir Fuori le Mura”.


Además de la gran organización pastoral, San Lorenzo Diácono y Mártir cuenta con grupos como Adoradores Nocturnos, Legión de María, Socios del Carmen y otros, que enriquecen la vida parroquial.