Card. Carlos Aguiar Retes: “Dominar nuestras rebeldías internas, para seguir a Jesús”

  • Al consagrar una nueva capilla dedicada a Nuestra Señora del Carmen, el Arzobispo de México llamó a la comunidad a reunirse como asamblea cristiana y desarrollar actitudes en favor de los necesitados.

Vladimir Alcántara

El Card. Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México, acudió el pasado16 de julio a la colonia San Lorenzo Tezonco, en Delegación Iztapalapa, donde consagró una nueva capilla dedicada a Nuestra Señora del Carmen. A su llegada, fue recibido por Mons. Andrés Vargas Peña, Obispo Auxiliar de la VIII Vicaría “San Juan Bautista”, y por el padre Óscar Arias Bravo, encargado de la Parroquia San Lorenzo Diácono y Mártir, a la cual está adscrita dicha capilla.

Durante la Misa de consagración, el Arzobispo de México llamó a la comunidad a fortalecer su fidelidad hacia Jesús, reuniéndose como asamblea cristiana en dicho templo, en el que habrán de encontrarse con otros, con quienes harán fraternidad, con quienes escucharán la Palabra de Dios y se alimentarán con el Pan de la Eucaristía. Señaló que ser fieles a Jesús significa desarrollar, como fraternidad, actitudes en favor de los más necesitados, “de las personas que nos rodean, de nuestro prójimo”.


El Card. Aguiar Retes señaló que –como lo indica el profeta Isaías–, es necesario aprender a hacer el bien, buscar la justicia, auxiliar al oprimido, defender los derechos del huérfano y la causa de la viuda, bajo la conciencia de que debemos seguir a Jesús, preguntándonos qué quiere Él de nosotros. “El Pueblo de Israel creía que ofreciéndole cosas a Dios ganaría su bendición, como una especie de caridad asistencialista que buscar recompensa inmediata: ‘si tú me das eso, yo te doy esto; si tú me cumples, yo te cumplo. Sin embargo, el Dios que nos reveló Jesús es un Dios al que no nos lo tenemos que ganar, porque ya lo tenemos ganado”.

Explicó que todo cristiano debe seguir siempre el camino de Jesús, luchando por adecuar su libertad a la voluntad de Dios, afrontando las tendencias dominantes de sus pasiones y deseos, de su manera de pensar y de ser, de sus rebeldías internas. “¿En qué consiste mi ser cristiano? –dijo–. En estar atento a la voluntad de Dios, en hacer un discernimiento, en buscar esa claridad de qué es lo que Dios quiere de mí”.

Al término de la Liturgia de la Palabra, el Card. Aguiar Retes procedió a la consagración del Altar, a través del acostumbrado ritual, en el que el Obispo lo unge con el Santo Crisma y lo inciensa repetidamente para honrar su carácter divino, con lo que la “piedra” se convierte en Cristo verdadero, alrededor del cual la comunidad se agrupa para escuchar la Palabra Divina. Al final de la Santa Eucaristía, el Arzobispo invitó a los asistentes a besar el Altar, como un regalo especial que la Liturgia ofrece a la feligresía en ocasión de una consagración.

Por último, el padre Óscar Arias agradeció la visita de Mons. Andrés Vargas y del Card. Aguiar Retes. “Don Carlos –dijo–, usted ha llegado a esta difícil Arquidiócesis; somos muchos curas, somos muchos mundos… Le aseguro mi obediencia y respeto a todas las decisiones que usted tome. Le he pedido a Jesús que esté con usted, así que lo que usted disponga para las comunidades y para los sacerdotes, ha de ser lo mejor. Sé que es Cristo quien lo inspirará, así que cuente usted con un servidor”.


“¿En qué consiste mi ser cristiano? En estar atento a la voluntad de Dios, en hacer un discernimiento, en buscar esa claridad de qué es lo que Dios quiere de mí”.

Card. Carlos Aguiar Retes.


La nueva capilla, en la que caben aproximadamente unas trescientas personas, se encuentra ubicada en la calle Luis Echeverría 2-C–29, en la delegación‎ Iztapalapa, y pertenece a la VIII Vicaría Episcopal.