Alegría, deporte y cine para tener una mejor familia

Paulette Luca Cataño

En la edición pasada hablamos sobre los beneficios de ser alegres, practicar deporte y ver el cine como formas para tener una familia más unida, fuerte y feliz. En este tiempo de Pascua, cuando festejamos la Resurrección de Cristo, es un buen momento para crecer y amar más como familia. Ahora veremos formas prácticas que puedes adaptar de acuerdo a la etapa que estés viviendo en tu vida familiar.

1. ¿Cómo ser más alegres en tu familia?


• Procuren reír siempre que empiezan y terminan el día.

• Sonríe a la vida. Mira con bondad a los demás, y no seas tan exigente con tu pareja o tus hijos.

• Reírte te puede ayudar a tener un vínculo más fuerte con tu pareja o tus hijos.

• Siempre busquen la oportunidad de cultivar momentos para reírse en familia.

• Es mejor reírse con los demás. Pueden buscar formas de convivir con otras familias o amigos.

• Un problema de pareja o con los hijos puede solucionarse y tomar un giro más divertido si lo resuelven con sentido del humor.

• Escoge las batallas no es necesario discutir por cualquier cosa. Hay una regla muy buena para resolver problemas con tu familia. Se llama 10-10-10. Lo que tienes que pensar es si ese problema que se presenta va a afectarlos en los próximos 10 minutos, 10 meses o 10 años. De acuerdo a tu criterio, decides si lo resuelven o no.


“Ríe bien el que ríe con amor, con respeto, con inteligencia, con libertad” (Granata, 2017)

2. ¿Cómo hacer más deporte con tu familia?

• Procuren realizar alguna actividad física en familia al menos una vez a la semana. Posteriormente pueden ir aumentando el número de días en la medida en la que ustedes lo consideren. Hay una frase muy cierta que dice: “Mente sana en cuerpo sano”.

• Algunas actividades pueden ser juegos en áreas abiertas, pasar un día en el parque, caminar, o incluso bailar en familia.

• Pueden organizar actividades físicas con otras familias para promocionar un poco más estos hábitos.

• Practicar deporte ayuda a que los hijos también tengan mejores hábitos alimenticios como comer más frutas, tomar agua, etc.

3. ¿Cómo ver más películas con tu familia?

• Así como las películas nos ayudan a admirar el brillo que puede tener la vida de cada persona, así también podemos buscar películas que nos motiven e inspiren. San Juan Pablo II dijo: “También en las películas de argumento no explícitamente religioso es posible encontrar auténticos valores humanos, una concepción de la vida y una visión abiertas a la trascendencia (…)”.

• Busca películas que sean un apoyo para que tus hijos descubran el sentido de la vida y practiquen valores y virtudes. Pero, sobre todo, que puedan reflexionar sobre su mensaje y lo que aprendieron.

• Las películas son formas de representar la realidad de la vida, que pueden ayudar a que tus hijos sueñen y el día de mañana trabajen por un mundo más justo, solidario y fraterno.

• Te sugiero también que una vez a la semana cocinen en familia y que cenen viendo una película.


“Querido hermano, ruego a Dios que te encuentres perfectamente bien y que goces de buena salud en tu cuerpo, como la tienes en tu alma”.

San Juan Pablo II

Conclusión: Recuerda que eres lo que comes, eres lo que lees y eres con quién convives. Rodéate de personas que te ayuden a crecer en todas las áreas de tu vida.

Espero que estos consejos sean una oportunidad de llevarte mejor con tu familia y tu pareja, y sobre todo de acercarte más a Dios porque, como dice Santa Teresa de Calcuta: “Porque sólo Él es el camino que merece la pena seguir, la luz que merece la pena encender, la vida que es digna de ser vivida y el amor que merece la pena amar”.