Virgen de Guadalupe
rmb

Fotógrafa, peruana y doblemente guadalupana

Claudia Alejandra Mora puede decir que es doblemente guadalupana, por ciudad y devoción. Conoce su historia.

En Perú hay una ciudad llamada Guadalupe, en la región La Libertad; sus habitantes son muy devotos de la Virgen de Guadalupe, así que se podría decir que son doblemente guadalupanos: por gentilicio y por devoción.

De esta ciudad es originaria Claudia Alejandra Mora, una talentosa fotógrafa que, en medio de la pandemia y el toque de queda declarado en su país, pudo captar la bella imagen de un niño hincado en la calle, quien pedía a Dios por el fin de dicha situación, pues no había podido ir a ver a su abuelito y ya lo extrañaba.


Año tras año -comenta Claudia-, a esta ciudad acuden cantidades impresionantes de personas para la fiesta de la Virgen de Guadalupe, que en este distrito se celebra entre el 5 y el 8 de diciembre. Sin embargo, en esta ocasión las celebraciones tuvieron que ser virtuales, pues la gente aún no puede salir de sus casas por el tema de la pandemia.

“Pero algo bonito es que estuvieron paseando a nuestra Virgencita por las calles de la ciudad, y la gente se colocaba a las puertas de sus domicilios para poder verla y saludarla”.

Para Claudia, la fe en la Virgen de Guadalupe ha sido parte importante en su vida, sobre todo en temas profesionales y de salud, así que este año planeaba venir a México y visitar la Basílica, pero no pudo por obvias razones. Sin embargo, planea hacerlo el siguiente año, y pedirle por su ciudad; “porque a donde voy llevo siempre a mi ciudad, que vive aquejada por diversos problemas, especialmente en el tema de la pobreza”.

Claudia sacó una foto que se volvió viral

Por si fuera poco, hoy la ciudad de Guadalupe sigue sufriendo los estragos de la pandemia, mismos que Claudia intentó captar con su cámara desde el inicio, pero no pudo porque las autoridades prohibieron a la ciudadanía andar por las calles. Sin embargo, dentro de las limitaciones que le dejó el toque de queda, pudo captar una imagen que valió por todas.

Fotografía de Claudia Alejandra Mora.

Fotografía de Claudia Alejandra Mora.

“Yo ya había perdido las esperanzas de tomar fotos -comenta-, cuando de pronto una vecina nos propuso que, como símbolo de nuestra fe en la Virgen de Guadalupe, pusiéramos frente a nuestras puertas una veladora. Era ya de noche, así que, además de la velita, alisté mi cámara pensando en que podía tomar la imagen de mi calle llena de luces”.

Al salir de su casa, lo que Claudia vio fue a ese niño hincado rezando en la calle vacía, se agachó y le tomó la foto sin flash para no interrumpirlo. “Me incorporé, el niño me sintió y volteó. ‘¿qué haces?’, le pregunté. Y fue entonces que me comentó que rezaba a Dios por el fin de la pandemia porque ya quería ir a ver a su abuelito”.

 

Encuentra ésta y otras historias de devoción a la Virgen de Guadalupe en nuestra revista del 13 de diciembre. Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios