Virgen de Guadalupe

La Basílica de Guadalupe, el corazón religioso de México

basílica de guadalupe

Con los ojos llenos de lágrimas y vestida con el traje típico de los Matachines de Monterrey, Jeny y sus catorce compañeras de la Peregrinación “Rosas de María”, comienzan su danza de agradecimiento y veneración en la Basílica de Guadalupe.

Ella y sus compañeras son parte de los 20 millones de visitantes anuales –64% nacionales y 36% internacionales– que acuden a la Basílica de Santa María de Guadalupe, el santuario mariano más visitado del mundo, por arriba de los de la Virgen de Lourdes, en Francia, y de la Virgen de Fátima, en Portugal, que reciben entre 6 y 7 millones de peregrinos al año, respectivamente.

“Quienes van a ver a la Virgen lo hacen con fe. Muchos turistas llegan solo para verla, pero terminan en un encuentro con Cristo, porque tal es su acercamiento con la Guadalupana que se quedan a Misa, se animan a confesarse y comulgan”, asegura para Desde la fe, el presbítero Horacio Hernández de la Torre, secretario de la Dimensión para Pastoral de la Movilidad Humana y de Turismo, de la Comisión Episcopal par la Paz Social.

Pero la razón central que congrega a nacionales y extranjeros aquí es el agradecimiento, explica el Dr. Imanol Belausteguigoitia, investigador del ITAM y autor del estudio “Las razones por las que los feligreses visitan la Basílica de Guadalupe el 12 de diciembre”.

Leer: Recibe Basílica de Guadalupe a peregrinos de la Diócesis de Zacatecas

“Uno podría suponer que quizá vayan a pedir algún favor, debido a su necesidad; sin embargo, la mayoría van por agradecer y no a pedir”, dijo sobre su análisis, único en su tipo y resultado de cuestionar a 322 peregrinos que asistieron en diciembre de 2012 al recinto.

La segunda razón por la que las personas visitan la Basílica es la fe y la devoción; la tercera por visitar a la Virgen, como quien va a ver a su mamá; la cuarta fue para pedirle algún favor y la quinta por cumplir una manda.

El especialista en ciencias religiosas resalta que en esta investigación hay datos complejos e interesantes que demuestran que el pueblo de México muestra gratitud, ya que la gente que fue a dar gracias o a pagar una manda resultó ser la más devota.

Las apariciones de la Virgen se registraron en diciembre de 1531, desde entonces cinco templos se han levantado en honor a la Guadalupana en el Cerro del Tepeyac.