Virgen de Guadalupe

Cardenal Carlos Aguiar, un Arzobispo devoto de la Virgen

Fue su familia la que le inculcó al Cardenal Carlos Aguiar el amor por la Virgen Morena.
Fue su familia la que le inculcó al Cardenal Carlos Aguiar el amor por la Virgen Morena.
Fue su familia la que le inculcó al Cardenal Carlos Aguiar el amor por la Virgen Morena.

La devoción del cardenal Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México, por la Virgen de Guadalupe, nació durante su infancia y adolescencia en Nayarit, de donde es originario y donde estudió los primeros años de su formación sacerdotal.

Fue su familia la que le inculcó el amor por la Virgen Morena, y su devoción se fortaleció en sus años como estudiante.

“En Tepic hay un santuario guadalupano, y desde niño iba con mi familia a visitar a la Virgen. En la Barranca del Pichón hay otro santuario y me tocó peregrinar a pie cuando era seminarista menor”, comenta, mientras recorre el atrio junto a los peregrinos que se le acercan para tomarse una foto con él, solicitarle consejo o pedirle una bendición.

“Desde niño también tuve la oportunidad de venir a la Basílica de Guadalupe. Por todas partes tenemos a la Virgen de Guadalupe”, recuerda.

El cardenal Aguiar reconoce que, como Arzobispo, se siente conmovido por la devoción que millones de mexicanos profesan por la Virgen. “Este movimiento completamente constante y dinámico de la gente que viene a peregrinar aquí, no puedo menos que dar gracias a Dios por la emoción que siempre me embarga de compartir la misma fe y la misma devoción”, expresa.

Leer: Cardenal Aguiar: la Virgen de Guadalupe nos pide fortalecer las familias