Vaticano

El Papa pide a los obispos: No dejemos solos a los jóvenes

Sínodo jóvenes

Durante la Misa de apertura del Sínodo de los Obispos, el Papa Francisco hizo un llamado a mirar directamente los rostros de los jóvenes y trabajar por ellos.

Este 3 de octubre dio inicio la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, donde el tema es “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”. Durante 25 días, padres sinodales y oyentes de todo el mundo dialogarán sobre los temas que más aquejan a la juventud.

“Los jóvenes, fruto de muchas de las decisiones tomadas en el pasado, nos llaman a asumir junto con ellos el presente con mayor compromiso, y a luchar contra lo que de alguna manera impide que sus vidas se desarrollen con dignidad. Nos piden y reclaman una entrega creativa, una dinámica inteligente, entusiasta y esperanzadora, y que ‘no los dejemos solos’ en manos de tantos mercaderes de la muerte que oprimen sus vidas y oscurecen su visión”, dijo el Santo Padre durante la Misa inaugural.

La XV Asamblea de los Obispos es el tercer sínodo convocado por el Papa Francisco.  En esta ocasión participan 267 padres sinodales, entre los cuales están los oyentes que son 34 jóvenes de entre 18 y 29 años.

“La esperanza nos desafía, nos conmueve y rompe el conformismo de ‘siempre lo hemos hecho’, y nos pide que nos levantemos para mirar directamente los rostros de los jóvenes y las situaciones en las que se encuentran. La misma esperanza nos pide que trabajemos para derrocar las situaciones de precariedad, exclusión y violencia a las que están expuestos nuestros hijos”, dijo el Papa.

El Sínodo de Obispos es una institución conformada por obispos de todo el mundo que ayudan y aconsejan al Papa en el gobierno de la Iglesia. El Sínodo se reúne y actúa sólo cuando el Santo Padre lo considera oportuno.