¿Qué pasa si no pude llevar a bendecir mi Corona de Adviento?

El Padre Salvador Barba nos asegura que si no pudiste llevar a bendecir tu Corona de Adviento, no debes preocuparte, sigue estos consejos.
Corona de adviento
Foto: Especial

Tal vez algunas personas, por diversas razones, no tuvieron la oportunidad de llevar a bendecir su Corona de Adviento este primer Domingo de Adviento, y se encuentran preocupadas por ese hecho.

Sin embargo, el no haber podido asistir este Primer Domingo de Adviento a bendecir la corona no debe representar una preocupación, ya que esta omisión se puede subsanar, y así nos lo explica el padre Salvador Barba, ex encargado de Pastoral Litúrgica de la Arquidiócesis Primada de México.

¿Cómo bendecir la corona de Adviento?

El padre Barba aseguró que no hay ningún problema si algunos fieles no pudieron llevar a bendecir su Corona de Adviento, pues este hecho se puede solucionar de dos maneras:

En primer lugar, puedes llevarla a bendecir después, esto es en el transcurso de la semana o el próximo domingo, y mientras tanto pueden encender la primera vela, correspondiente a la primer semana del adviento, haciendo una oración en familia, para que la progresión dominical de luces nos lleve a Cristo, luz del mundo.

Te puede interesar: Corona de Adviento: ¿qué es y qué significan las velas?

¿Cualquier persona puede bendecir la corona de Adviento?

Una segunda opción -indicó el actual director de la Dimensión de Bienes Culturales de la Arquidiócesis Primada de México- es que, a partir del hecho de que la Corona de Adviento representa un signo de fe, todos los católicos bautizados al hacer oración y encender la vela, ejercen su sacerdocio bautismal y con ello bendicen su corona.

“Una cosa es el aspecto de llevarla a bendecir a la iglesia y la otra es el signo que me acompaña, el de que esa luz renazca en mi corazón. Entonces con la oración y unida a la Iglesia, ya la estoy bendiciendo ejerciendo mi sacerdocio bautismal”, explicó el P. Barba en entrevista con Desde la fe.

De esta manera -concluyó el sacerdote- esta acción llevará a que esa luz gradualmente vaya llegando a su plenitud en el corazón y en las familias de todos los católicos, para que vayan recibiendo a Cristo luz y Salvador del mundo.

Te puede interesar: Adviento 2022: ¡Todo lo que debes saber!

Compartir