La voz del Papa

“No todo se resuelve con justicia”: Papa Francisco

Para evitar que el mal se propague en el mundo, no basta la justicia; es necesario el amor.

El Papa Francisco aseguró, en su catequesis semanal, que la justicia no puede resolverlo todo, pues para combatir el mal en el mundo, también es necesario el amor.

“Sobre todo, allí en donde hay que frenar al mal, alguien debe amar más de lo debido”, dijo el Santo Padre durante su audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro, del Vaticano.

“En la vida no todo se resuelve con la justicia, es necesario el amor, por eso Jesús introduce en las relaciones humanas la fuerza del perdón, para que podamos amar ‘más allá de lo necesario’ y no permitir a la venganza del mal propagarse hasta asfixiar al mundo entero”.

“Jesús sustituye ‘la ley del talión’ con la ley del amor: Lo que Dios ha hecho por nosotros, nosotros lo hacemos por nuestro prójimo”, explicó.

Con esto, agregó, Dios da a todos los cristianos la gracia de escribir una historia de bondad para los demás, “especialmente aquellos que han hecho algo desagradable y equivocado. Con una palabra, un abrazo, una sonrisa, podemos transmitir a los demás lo más valioso que hemos recibido: el perdón”.

En la Iglesia, continuó el pontífice, no existen los hombres hechos a sí mismos, pues todos estamos en deuda con Dios, quien nos amó, nos perdonó y nos pide que perdonemos a nuestros hermanos.

“En la Iglesia no hay hombres ‘auto-constituidos’, hombres que se hayan hecho a sí mismos. Todos estamos en deuda con Dios y con muchas personas que nos han dado condiciones de vida favorables. Nuestra identidad se construye a partir del bien recibido”.

Leer: El Papa Francisco, una de las 100 personas más influyentes