El festejo de Ecuador para Dios en el día de Cristo Rey

El histórico goleador de Ecuador, Enner Valencia, agradeció a Dios el triunfo de su selección en el arranque del Mundial, fecha que coincidió con la solemnidad de Cristo Rey
Equipo de Ecuador celebra su triunfo ante Qatar / Foto: Especial
Equipo de Ecuador celebra su triunfo ante Qatar / Foto: Especial

En el marco de la celebración de la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, los jugadores de la selección de futbol de Ecuador celebraron los dos goles que anotaron en el juego inaugural del Mundial 2022 contra Qatar -equipo anfitrión- hincados en un círculo y levantando las manos hacia el cielo, en agradecimiento a Dios.

Corría el minuto 16 del juego entre Qatar contra Ecuador, cuando el jugador ecuatoriano Enner Valencia anotó, por medio de un penalti, el primer gol del Mundial de Futbol, y de inmendiato, junto con sus compañeros, se dirigió a la línea final del campo para ponerse de rodillas y levantar las manos hacia el cielo en gesto de agradecimiento.

Para la segunda anotación, Valencia se dirigió hacia el centro de la cancha para celebrar con los integrantes de la banca, y hasta ahí llegaron el resto de los jugadores para hincarse y levantar nuevamente las manos hacia el cielo para dedicar a Dios el segundo gol de su capitán.

Te puede interesar: Qatar 2022: esto es lo que los católicos no podrán hacer durante el Mundial

Valencia, Católico devoto

El capitán y y principal figura del seleccionado ecuatoriano es un cristiano y católico devoto y esto se puede apreciar en los mensajes que publica constantemente en sus redes sociales y en los que siempre agradece a Dios por sus logros deportivos y familiares.

De la misma manera, es sabido que los familiares de Enner Valencia siempre encomiendan sus juegos tanto con su equipo como con la Selección de Ecuador a la Virgen de Guadalupe, para que interceda por él y lo ilumine dentro del campo.

Gracias a Dios tenemos los tres puntos

Luego de concluido el juego, el capitán de la Selección de Ecuador, designado como el mejor jugador del partido con el que se inauguró el Mundial de Qatar 2022, agradeció a Dios por el triunfo que obtuvieron sobre el equipo local .

“Ha sido un partido que sabíamos que iba a ser complicado, pero lo pudimos resolver muy rápido, con goles rápidos que nos ayudaron a manejar el partido. Gracias a Dios tenemos los tres puntos hoy“, dijo visiblemente emocionado.

El atacante ecuatoriano aseveró que ganar un partido inaugural del Mundial es algo con lo que soñaba desde el resultado del sorteo el pasado abril, por lo que alzarse con la victoria fue como cumplir con ese sueño.

“Hemos ganado un partido importante. Lo que más me pone feliz es que el equipo se pueda sentir fuerte y alegre, ver sonreír a mis compañeros me alegra mucho”, expresó el futbolista autor de los dos goles con los que se alzó con la victoria Ecuador en el encuentro inaugural de la Copa del Mundo.

Te puede interesar: Qatar 2022: Messi pone su último mundial en las manos de Dios

Gracias Dios por devolverme a mi hermanita

El capitán de la Selección de Ecuador también ha enfrentado momentos complicado, pero ni en esas situaciones difíciles ha disminuido su fe en Dios y en el poder que tienen las oraciones para salir adelante.

Un ejemplo de lo anterior fue el hecho de que el 18 de agosto de 2020 su hermana Erci fue secuestrada por bandas armadas ecuatorianas en Esmeraldas, Ecuador; gracias a las constantes oraciones de la familia y amigos, así como a un operativo implementado por la Policía Nacional de ese país, su consanguínea fue rescatada con vida.

“Hoy me doy cuenta del cariño de mi gente, muchas veces se tiene familia de sangre pero también se tiene familia de corazón. Gracias mi Dios por devolverme a mi hermanita. Con el poder de la oración, siempre en tus manos Señor. ¡Gracias Infinitas!”, señaló Enner Valencia en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter @EnnerValencia14 el 28 de agosto de 2020.

Te puede interesar: Qatar 2022: Cardenal Carlos Aguiar envía mensaje a la Selección Mexicana

 

Compartir