Opinión

Las cualidades de la educación jesuita

Alumnas y alumnos de la Universidad Iberoamericana, cinco mujeres y cinco hombres, comparten su reflexión sobre lo que consideran son las mayores cualidades de la educación que se imparte en los centros a cargo de los jesuitas, de manera particular en la Ibero.

Las y los alumnos que ofrecen su punto de vista son de las carreras de: Relaciones Internacionales; Historia del Arte; Derecho; Ingeniería Física; Tecnología de Cómputo y Telecomunicaciones; Economía e Ingeniería Química. Sus testimonios se recogen en la Revista Ibero (Año XIII, No 77, Diciembre 2021 – Enero 2022).

De esas diez reflexiones, de carácter muy personal, tomo las ideas que presento a continuación. Recogen, de manera más o menos textual, lo que las y los alumnos consideran son las características de la educación jesuita.

La idea que engloban todos es que la educación que imparten los jesuitas tiene una “concepción humanista”. En los distintos comentarios se insiste en eso. Y luego viene el desglose de ésta en los puntos siguientes. Lo que expresan los testimonios es una educación que:

  • Promueve el desarrollo integral de la persona.
  • Promueve la solidaridad y la fraternidad.
  • Promueve la inclusión y la pluralidad.
  • Celebra la diversidad.
  • Genera empatía y tolerancia.
  • Promueve el diálogo y el respeto a los otros.
  • Fomenta la reflexión.
  • Promueve la conciencia.
  • Promueve la crítica y la autocrítica.
  • Enseña a discernir.
  • Promueve el trabajo en equipo.
  • Invita a la praxis (Teoría y práctica).
  • Invita a la acción.
  • Invita a trascender. Ir más allá.
  • Invita al servicio a los otros.
  • Denuncia la injusticia y los privilegios.
  • Invita a comprometerse con las causas sociales.
  • Invita a construir una sociedad más justa, incluyente y fraterna.
  • Invita a cambiar a tú comunidad, al país y al mundo.

Desde hace 30 años soy profesor de asignatura de la Ibero, primero en el Departamento de Ciencias Políticas y luego también en el de Comunicaciones. En estos años, desde mi espacio, he tratado de compartir con las y los alumnos las características de la educación propia de los jesuitas, la que yo aprendí cuando estuve en la Compañía de Jesús.

Me sorprende lo que se dice en estos testimonios. Recoge muy bien el espíritu, pero también el contenido, de la propuesta educativa de los jesuitas desde hace ya 500 años. No es una encuesta, es solo el testimonio de diez personas. Es expresión, con todo, de lo que piensan las y los alumnos de la Ibero con relación a la educación de los jesuitas.

La Universidad Iberoamericana, los jesuitas y todas y todos que trabajan ahí, deben estar orgullosos de lo que las y los alumnos dicen llevarse de la Ibero. Están formando mujeres y hombres, que quieren ser personas íntegras que se proponen cambiar a su país y al mundo, para que sea más justo, incluyente y fraterno. No es poca cosa.

 

Twitter: @RubenAguilar

Rubén Aguilar Valenzuela es profesor universitario y analista político.

 

Más del autor: En México, crecen los casos de violaciones de mujeres

 

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

Compartir