Fortaleza digital

Leer más
COLUMNA

Historias ciudadanas

Vacaciones y equilibrio emocional

Fomentar la participación en deportes, caminatas al aire libre o juegos activos suele mejorar su estado de ánimo, reducir la ansiedad y aumentar su autoestima.

28 junio, 2024
POR:
Autor

Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México. 

Arturo cuenta los días para las vacaciones. En sus planes están descansar, despertar tarde, jugar y volver a descansar. Esta es una de las épocas del año más esperadas por él, como por muchas otras niñas, niños y adolescentes.

También es un periodo en el cual pueden generarse trastornos de conducta, generalmente por salir de la rutina y entorno habituales, así como la ausencia de normas y límites.

NEWSLETTER
Recibe nuestro boletín semanal 

La ausencia de la estructura diaria y el entorno social de la escuela puede impactarles de diversas maneras y afectar su bienestar emocional y psicológico.

Durante el año escolar están inmersos en un horario fijo con actividades académicas, deportivas y sociales. Esa cotidianeidad les proporciona un sentido de seguridad y previsibilidad. En las vacaciones, el cambio de rutina puede llevar a sentimientos de aburrimiento y desconexión.

Hasta un 15 por ciento de las atenciones emocionales proporcionadas gratuitamente en el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México —a través de la Línea de Seguridad o Chat de Confianza 55 5533 5533— son para menores de edad, y entre sus causas están el manejo de emociones.

Para mitigar esos efectos, es beneficioso que madres, padres y personas encargadas de la crianza mantengan cierta rutina, con horarios regulares para comidas, sueño y actividades. Los días de asueto pueden ser una oportunidad involucrarles en tareas comunitarias, donde tienen la posibilidad de construir nuevas amistades y desarrollar un sentido de pertenencia.

El ejercicio físico tiene un impacto significativo en la salud mental de la niñez. Fomentar la participación en deportes, caminatas al aire libre o juegos activos suele mejorar su estado de ánimo, reducir la ansiedad y aumentar su autoestima.

Aún cuando existan limitantes al tiempo destinado a dispositivos digitales, es fundamental fortalecer la ciberprevención, con la supervisión de sus actividades en línea y una comunicación abierta y sin prejuicios con ellas y ellos.



Es fundamental educarles sobre la importancia de no compartir información personal en línea, como su nombre completo, dirección, número de teléfono o escuela, así como los riesgos asociados con compartir datos privados, fotografías o video con personas a quienes solo conocen de manera virtual.

Las vacaciones son un periodo para relajarse y fomentar el equilibrio emocional.

Más artículos del autor: Restauración de la fe

Correo:[email protected]

Twitter:@guerrerochipres

*Los artículos de la sección de opinión son responsabilidad de sus autores.




Autor

Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México. 

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal