¿Qué es un jubileo en la Iglesia católica?

Leer más
COLUMNA

Cultura Bíblica

Evangelio del 26 de mayo del 2024: ¿Quién se quedará con nosotros?

Nuestro caminar cristiano es una relación entre Dios y nosotros los seres humanos, entre el infinito y nosotros los seres limitados

14 mayo, 2024

Evangelio del 26 de mayo 2024, según San Marcos 16,15-20:

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 28, 16-20

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea y subieron al monte en el que Jesús los había citado. Al ver a Jesús, se postraron, aunque algunos titubeaban.

Entonces Jesús se acercó a ellos y les dijo:

“Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y enseñen a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándolas a cumplir todo cuanto yo les he mandado; y sepan que yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo“.

Palabra del Señor.

DESCARGA AQUÍ GRATIS TU MISAL MENSUAL MAYO 2024



¿Quién se quedará con nosotros?

En esta solemnidad comprendemos que Jesús mande bautizar a todos en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Pero, ¿por qué no dice que ellos tres estarán presentes entre nosotros hasta el fin de los tiempos?

Nuestro caminar cristiano es una relación entre Dios y nosotros los seres humanos, entre el infinito y nosotros los seres limitados; entre Dios eterno y nosotros los que estamos en el tiempo; entre el que lo sabe todo y nosotros que conocemos todo limitadamente.

Jesús, a lo largo de su ministerio, manifestó con claridad que Dios es Padre y que Él es su Hijo. También anunció que vendría, de parte del Padre, el Espíritu Santo para iluminar las mentes de los discípulos.
En el discurso de este día vemos la orden de bautizar a todos los que crean en el Evangelio, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

El discurso que dirige el Señor inicia diciendo: “me ha sido dado todo poder”, que supone como sujeto un “yo”; esto es, de Jesús resucitado a los discípulos.

La mención del Padre y el Hijo en la fórmula de bautismo no cambia, por tanto, al sujeto del discurso, que es “yo”. Por este motivo Jesús no dice “nosotros” estaremos, sino simplemente “yo estaré”. Entendemos que teológicamente donde está el Hijo está el Padre y el Espíritu, por la comunión trinitaria, pero en este discurso no era el objetivo del Señor revelarnos este hecho.

Más artículos del autor: Evangelio del 12 de mayo del 2024: La Ascensión del Señor

Mons. Salvador Martínez Ávila es biblista y exrector de la Insigne y Nacional Basílica de Guadal




Creatividad de Publicidad

NEWSLETTER

Recibe nuestro boletín semanal