Opinión

¿Cuáles son los datos que dio Juan Bautista sobre Jesús?

Herodes, el astuto (Jn 1, 29-34)

En aquel tiempo, vio Juan el Bautista a Jesús, que venía hacia él, y exclamó: “Éste es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo. Éste es aquel de quien yo he dicho: ‘El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo’. Yo no lo conocía, pero he venido a bautizar con agua, para que él sea dado a conocer a Israel”.

Entonces Juan dio este testimonio: “Vi al Espíritu descender del cielo en forma de paloma y posarse sobre Él. Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: ‘Aquel sobre quien veas que baja y se posa el Espíritu Santo, ése es el que ha de bautizar con el Espíritu Santo’. Pues bien, yo lo vi y doy testimonio de que éste es el Hijo de Dios”.

Comentario

Todos los evangelios nos narran cómo inició Jesús su ministerio en Galilea. Concuerdan los evangelistas en que Jesús inició en la ciudad de Cafarnaum. Esta ciudad ribereña del lago de Genezareth o también conocido como Lago Tiberiades era la encrucijada de caminos comerciales que iban desde el norte de Egipto y subían hacia Damasco y la región de Mesopotamia.

El relato que hoy tenemos en san Juan nos propone un entorno un poco distinto al de Galilea, más bien nos ubica al norte del territorio de Judea. Pone a Juan Bautista como aquel que dirigió a sus propios discípulos hacia Jesús.

Es muy posible que san Juan quisiera presentar su versión, mucho más amplia que la que encontramos en los otros evangelios, a propósito de la conformación del grupo de seguidores y discípulos del Señor. Este evangelista se detiene a presentarnos varios datos dados por Juan Bautista para que las diversas personas entraran en contacto con Jesús y vieran en Él a alguien muy especial.

Es probable que, en la región de Éfeso donde vivieron comunidades cristianas y judías provenientes de Palestina hubiera judíos que conocían la doctrina y los ritos practicados por Juan Bautista, pero no hubieran conocido a Jesús, el Mesías, por ello el evangelista se esfuerza por mostrarles que entre uno u otro nunca hubo oposición sino progresión.

Los datos que dio el Bautista para indicar quién era Jesús son: “este es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo”, esto se refiere a Jesús como el mediador de la Nueva Alianza, la Antigua Alianza en el Sinaí se había sellado con el sacrificio de un cordero que se conocía como el cordero pascual; el segundo dato es “Él existía antes que yo”, este dato es una confesión de la preeminencia de Jesús sobre el mismo Juan y es indicio indiscutible de la Naturaleza divina del redentor.

El tercer dato es “yo he visto bajar al Espíritu Santo sobre Él” y explica “es quien bautizará con el Espíritu Santo”, por tanto, Jesús es portador del don del Espíritu Santo. Por medio de su relato, san Juan nos muestra una gama amplia de datos por los cuales los judíos pudieron llegar a Jesús para convertirse, si ellos lo aceptaban, en discípulos suyos. En la actualidad también existe una gran cantidad de mediaciones de las que Dios se vale para hacernos llegar la persona de su Hijo, quien sin duda nos aceptará como discípulos.

Lee: ¿Por qué Jesús decidió recibir el Bautismo?