Opinión

Una semana vocacional en medio de la ‘covidianidad’

Desde hace más de un año hemos sido testigos de los grandes cambios que han acontecido en este tiempo de pandemia, donde un diminuto microorganismo ha puesto de cabeza a nuestra sociedad y nos ha hecho reflexionar sobre la importancia y sentido de la vida, salvaguardando a ésta de todo ataque que pueda afectar su naturalidad y esencialidad humana.

La covid 19 ha figurado en nuestras relaciones interpersonales; pasamos de la autenticidad presencial a un autoespejo digital, donde la cámara se ha convertido en el medio más cercano para socializar con los demás. Dicho fenómeno llegó a todo rincón cotidiano, ofreciendo una somera cercanía de la persona; ante tal suceso, los medios de comunicación aumentaron la demanda y origino nuevos diálogos para el ser humano, explotando su propia creatividad dialéctica.

Sin embargo, este acontecimiento ha remarcado la importancia de nuestra existencia, y con ello a cuestionarnos sobre el llamado e importancia de la vida; cosa que de ahí surge la idea de formalizar un proyecto que responda a las inquietudes e incertidumbres que acontecen en nuestro interior.


Esta circunstancia nos ha reflejado que hemos sido llamados a una auténtica vocación, en la que a través de un discernimiento podemos descubrirla y ser partícipes de directos de esta llamada especial.

Por la misma pandemia aprendimos a generar una covidianidad que nos ha conducido a mirar nuevos medios para la evangelización en nuestra Iglesia y para el fomento de las vocaciones; en este último enunciado podemos afirmar, a pesar de lo complejo e inexplicable de la pandemia, se continúan fortaleciendo la inquietud vocacional que atañe a cada joven y con mucha disposición continúan perseverando en discernir su vocación, pues cada uno de ellos ha vivido su llamado desde una pandemia que los ha hecho reflexionar sobre su existencia humana.

Por eso este tiempo covid, ha de ser un kairos de esperanza para seguir sembrando la semilla vocacional en cada tierra fructífera y preparar con fe el momento de la cosecha; por consiguiente, es importante mantener esta llama de oración para que el dueño de la mies siga enviado trabajadores, y así enriquecer la experiencia humana-espiritual de cada persona.

Aunque exista una pandemia que ha expuesto nuestros propios límites y nos ha hecho experimentar de cerca la muerte de muchos hermanos. Somos llamados a vivir esta LVIII Jornada mundial por las vocaciones, en la que el Papa Francisco nos invita a orar asiduamente por todas las vocaciones y a mirar en san José a un hombre que pone en servicio su propia vocación y a la vez haciéndose una oblación de amor que figura en la casa de Nazaret.

Esta semana vocacional nos invita a seguir promoviendo los estados de vida, a continuar en la labor noble por las vocaciones, a mantener dicha fortaleza y continuar con esta esperanza de ver a ese Cristo Vivo que quiere a todo joven vivo para llevar su mensaje salvífico y de amor a cada rincón desde nuestra propia realidad.

Por lo tanto,  no tengamos miedo de escuchar las palabras del Señor que se dirige a cada uno de nosotros y nos llama por nuestro nombre, y que a pesar de las incomprensiones y vacilaciones en las luchas de cumplir nuestra voluntad; son estas mismas locuciones de Cristo que nos hacen redescubrir nuestro camino respondiendo generosamente a una llamada de amor, que se manifiesta en una tempestad, pero con una luz que vislumbra en el sentido de nuestro llamado.

Sigamos orando por las vocaciones y que Cristo nos fortalezca siempre.
Semana vocacional 2021 del 25 de abril al 02 de mayo

 

*El autor de este artículo, el Pbro. José Vázquez Domínguez, es promotor vocacional de la Arquidiócesis Primada de México.

Los artículos de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de este medio de comunicación.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios