Opinión

Ratificación de mandato: Fraudes como los de antes

En el ejercicio de ratificación de mandato del pasado domingo 10 de abril, en cuatro estados se registró una participación absolutamente atípica de los inscritos en el listado nominal en una misma sección electoral, de acuerdo con una investigación de Zedryk Raziel (Animal Político, 12.04.22)

Los estados son Chiapas, Tabasco, Veracruz y Guerrero, los cuatro gobernados por Morena. Se sabe que el presidente en una reunión privada solicitó a sus gobernadores que hicieran todo lo que estaba en sus manos, para llevar votantes a las casillas. Algunos cumplieron con creces lo que les pidió.

Para la jornada, solo Morena registró el 99.4 % de los representantes de casilla, el PAN 22.3 %, el PRI y el PRD decidieron, antes esta farsa, no registrar a representantes. Así, no hubo ninguna de las 57 mil casillas donde estuvieran todos los representantes de partido.


No solo llama la atención la alta participación, sino que también hubo casillas en las que se contaron más votos que los inscritos en el listado nominal. La mayoría de las anomalías se registran en distritos rurales. El caso más notable sucedió en Chiapas, donde hubo 26 casillas con hasta el 101% de la votación.

Los casos se concentran en los distritos 2 de Bochil y 10 de Villaflores, pero también los hay en el Distrito 11 de Las Margaritas, el 3 de Ocosingo, el 4 de Pichucalco y el 8 de Comitán de Domínguez. Todos municipios con fuerte presencia indígena.

De acuerdo con el INE, en las casillas el máximo exceso de votos podría ser de 14 si es que los representantes de todos los partidos (siete titulares y siete suplentes) votaran en la misma.

En Chiapas se da el caso, también en los municipios de Bochil, Villaflores y Ocosingo, donde hay otras nueve urnas con el 100% de votación, es decir, que se presentó a votar el número exacto de ciudadanos pertenecientes a una misma sección electoral.

En otras 104 casillas, se registró una participación ciudadana de entre el 90% y el 99%, mientras que en otras 60 urnas la participación fue del 80 al 89%. Solo estaban sus representantes. Podían hacer lo que les diera la gana.

Chiapas no es un caso único, lo mismo ocurrió en Tabasco. En el Distrito 1 de Macuspana, de donde es originario el presidente, se registró una votación del 100.6% en la casilla básica de la sección 861.

En el mismo distrito de Macuspana, se reportan cuatro urnas con el 90% de participación ciudadana, y otras 15 donde la participación fue de entre el 80% y el 89%. Esta elevada participación también se dio en el distrito 5, donde está Dos Bocas, y el distrito 2 de Cárdenas.

La inexplicable elevada votación también ocurre en casillas de Veracruz. En el Distrito 1 de Pánuco, hubo una votación del 101% en la casilla básica de la sección electoral 2895.

En los distritos 14 de Minatitlán, 17 de Cosamaloapan y 20 de Cosoleacaque, además del de Pánuco, hubo 21 urnas con entre el 80% y el 99% de participación ciudadana.

Lo mismo se repite en Guerrero, en la urna de la sección 2114 del Distrito 1 de Ciudad Altamirano, se registró una votación del 100.8%. En otras 29 casillas de ese distrito, hubo una participación de entre 80% y 97%.

En los distritos 3 de Zihuatanejo, 5 de Tlapa y 8 de Ayutla de los Libres, también hubo urnas con el mismo rango de alta participación.

El INE plantea, con razón, que esas cifras de personas que se presentaron a votar son atípicas. La media nacional de participación fue del 17.7 % del listado nominal.

Y añade que las anomalías que se observan en casillas de Chiapas, Tabasco, Veracruz y Guerrero obedecen, precisamente, a la ausencia de vigilancia por parte de otros partidos.

Señalan que el exceso de votos en urnas y la atípica participación ciudadana pudieron deberse, no hay otra explicación, a actos de acarreo o de “embarazo” de urnas, mediante el uso ilícito de credenciales para votar.

Con los gobernadores de Morena, como operadores electorales, volvemos a los más viejos tiempos del PRI. La gran parte de los mismos, como el presidente, militaron en el partido. Ahí aprendieron como se violenta un proceso electoral. Lo saben hacer.

 

Twitter: @RubenAguilar

Rubén Aguilar Valenzuela es profesor universitario y analista político.

 

Más de este autor: El conflicto histórico entre las iglesias ortodoxas de Rusia y Ucrania

 

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.