Opinión

Nada nos detendrá

Hace unos días celebramos la 10º Marcha por la Vida en México, y hoy me gustaría compartir contigo unas breves reflexiones sobre lo que aquello significó para Pasos por la Vida, los organizadores de dicha marcha.

Diez años es un número interesante, es el número exacto para hacer un alto y admirar el camino recorrido con sus altas y sus bajas; es un buen número para imaginar los siguientes diez años de la Marcha en México. ¿Y cuál pudiera ser la mejor manera de celebrarlo?: compartiendo lo mejor de nosotros con cada uno de los participantes de la Marcha. Cuando te digo que cada momento, cada invitado especial, cada mensaje, video e imagen fue especialmente pensado para ti, créemelo.

La Marcha por la Vida no es una marcha más. Es un espacio en dónde coincidir y construir un frente cada vez más fuerte. Es un espacio en donde todos cabemos y bajo una misma alegría todos los años gritamos: “¡Sí a la Vida!”. Porque no importa qué ley se esté discutiendo, no importa si hay un desequilibrio en las Cámaras, no importa si el medio artístico, bajo la bandera del progresismo, promueva pañuelos verdes. Nada nos detendrá, y si tenemos que invertir la vida en esto, lo haremos, porque el derecho a la vida no está en discusión.


Otros artículos de la autora: La mujer con la que todos sueñan

Soñamos con un México en donde el aborto sea algo impensable, sea ley o no, sea algo inaceptable para las mujeres. Ese es nuestro compromiso: generar una cultura de vida que nos regrese nuestra humanidad y nos recuerde que cada vida es invaluable.

En esta décima Marcha, sacamos el evento con tres cuestiones en mente. La primera: celebrar 10 años de Marcha, la segunda: recordar las más de 231,000 vidas que se han perdido a causa del aborto desde el 24 de abril del 2007, y la tercera, bajo el contexto de las elecciones, recordarle a cada candidato que aspira a un puesto político: que la vida de los mexicanos es lo más importante de cuidar cuando se trata de hacer política.

Así pues, esta marcha concluyó con la participación de grandes aliados nuestros como: el cardenal Monseñor Carlos Aguiar, el actor y productor Eduardo Verástegui, el cantautor Alexander Acha y su esposa María Rojo de la Vega, así como el influencer Rorro Echávez.

Asistimos cerca de 200,000 personas, todas desde nuestras casa porque cada vida importa. Anhelamos volver a las calles, pero hasta que la pandemia lo permita, encontraremos buenas alternativas para seguir alzando la voz por las mujeres embarazadas y sus bebés en sus vientres.

Otros artículos de la autora: 10 años de batalla en la Defensa de la Vida

Si formaste parte de esta Marcha, te agradecemos de todo corazón te hayas dado el espacio para acompañarnos, si por alguna u otra razón no fue así, te comparto el link para que puedas ver el video del evento: https://fb.watch/57_1BAevee/

Hoy más que nunca seguimos necesitando de ti, tu voz y todo tu apoyo, los esfuerzos por legalizar el aborto son una de las más grandes amenazas que enfrentamos en México, no dejes de sumarte a los esfuerzos locales y nacionales. Juntos haremos que el aborto sea algo impensable.

*Alison González es vocera de la organización Pasos por la Vida.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

Comentarios