Historias ciudadanas

La madre de todas y todos

“¿No estoy aquí yo, que soy tu madre?
¿No estás bajo mi sombra y resguardo?
¿No soy yo la fuente de tu alegría?”
La Virgen de Guadalupe a San Juan Diego

Alicia estaba preocupada por su hija. La niña de 9 años no quería comer, estaba triste y se aislaba de la familia. De distintas formas buscó hablar con ella, pero no tuvo resultados positivos.

La madre buscó entonces apoyo emocional de especialistas. En el Consejo Ciudadano, nuestro equipo de psicología atendió a ambas y pudo identificar que la niña era víctima de bullying, ahora que había vuelto a clases presenciales.


Ahora, la menor ha procesado las emociones generadas por esa situación y empieza a recuperar la alegría que la caracterizaba. El apoyo de su madre fue fundamental en el proceso, como lo ha sido para todas y todos contar con una figura materna que nos dé fuerza emocional para superar las situaciones por más difíciles que parezcan.

Cada 10 de mayo, además de celebrar a nuestra mamá también recordamos a la Virgen María. La madre de Jesús, que también lo es nuestra, inspira cariño, respeto y devoción. Es un ejemplo de entrega, amor y dedicación y por eso la celebramos con aprecio.

Le contamos nuestros problemas y le pedimos ayuda; demostramos cariño; confiamos en ella e imitamos sus virtudes. Pero no debemos olvidar que somos hijas o hijos de una madre terrenal que, así como María, vela por nosotros, nos ama y nos entrega todo de sí. Además de darnos vida, nos procura un hogar seguro y una educación rica en valores que nos hace crecer seguros y llenos de cariño.

Sin embargo, el entorno familiar muchas veces no refleja el fervor espiritual que sentimos por la Virgen María, por lo que este 10 de mayo lo podemos aprovechar para reflexionar sobre cómo actuamos en casa.

Esa mujer que trabaja para proveer nuestro sustento; que dedica hasta 30 horas semanales al cuidado del hogar sin recibir a cambio reconocimiento o pago alguno; que sufre la carga emocional de sus responsabilidades y del machismo que la rodea, merece equidad, igualdad y un trato digno, agradecido y cariñoso.

De la misma forma como ella está presente siempre para nosotras y nosotros, es momento de reivindicar el lugar que tiene como mujer en una comunidad del siglo 21. Y así como ella nos apoya, ayudarle y hacerle saber que no está sola.

Desde el Consejo Ciudadano extendemos nuestra más emotiva felicitación a las mamás en este 10 de mayo y en todos los días del año, y ponemos a su disposición el apoyo emociona de la Línea Mujer y Familia 55 5533 5533, que es 24/7, confidencial y gratuito.

*Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.