Opinión

La arqueología a la búsqueda de san Juan Bautista

Este 24 de junio la Iglesia celebra a san Juan el Bautista, primo de Jesús. Fue hijo de Zacarías y de Isabel, pariente de María, a quien fue a visitar en la región montañosa de Judea luego de que aceptara ser la madre de Jesús, tras el anuncio del arcángel Gabriel.

Lee: ¿Cuáles son los datos que dio Juan Bautista sobre Jesús?

La Biblia señala que cuando ambas se vieron, el hijo de Isabel saltó de alegría en el vientre materno y saludó a María con palabras que ahora se rezan en el Magníficat: “Mi alma alaba la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador porque Dios ha puesto sus ojos en mí su humilde esclava y desde ahora siempre me llamarán dichosa…”

¿Quién fue san Juan el Bautista?

Juan Bautista es mencionado en la Biblia por los cuatro evangelistas, y en el caso de (Juan 1; 23-26), Él se define a sí mismo: “Yo soy una voz que grita en el desierto: abran un camino derecho para el Señor, tal como lo dijo el profeta Isaías… Yo bautizo con agua, pero entre ustedes hay uno que no conocen y que viene después de mí. Yo ni siquiera merezco desatarle la correa de sus sandalias”.

Juan bautizaba en el Río Jordán y allí fue donde se manifestó el Espíritu Santo y se postró sobre Jesús en forma de paloma, y también en este lugar, Jesús escogió a sus primeros apóstoles: Andrés y Simón Pedro, quienes eran pescadores.

El lugar exacto donde ocurrió el Bautismo

El lugar exacto donde ocurrió el bautismo de Jesús fue localizado en 1996 por arqueólogos de Jordania, luego de que se firmara la paz con Israel. La zona estuvo minada durante la guerra y las excavaciones arrojaron suficientes vestigios para demostrar la historicidad e importancia de aquellos acontecimientos que narra la Biblia.

Los primeros cristianos construyeron sobre el río una cruz, en cuyo centro se celebraron los posteriores bautizos y un templo en el siglo III y del cual quedan algunos mosaicos artísticos. Además, encontraron restos de cerámica, monedas de la época y otros vestigios que demuestran su temprana ocupación en la zona.

Cerca del Río Jordán se encuentran los restos de cinco iglesias que fueron levantadas por los primeros cristianos, y que fueron descritas por peregrinos desde el siglo V que fueron a Betania, que es el nombre bíblico de esta región.

Gracias a la actual tolerancia religiosa en Jordania, -donde 95% de sus habitantes son musulmanes-, se ha permitido un incremento en el turismo religioso, lo cual ha fortalecido la economía del país.

Asimismo, el rey Abdullah permitió la construcción de templos cristianos en sitios históricos, por ejemplo, una basílica en la cima del Monte Nebo, que está bajo custodia franciscana, así como varias iglesias cristianas de distintas nominaciones en torno al Río Jordán, con el propósito de que los peregrinos puedan acudir a los templos a realizar sus rituales de acuerdo a sus propias liturgias.

De todos estos templos destaca el de la Iglesia Ortodoxa, con sus cúpulas doradas.

La muerte de san Juan el Bautista

En cuanto a la muerte de Juan Bautista, el evangelista Marcos (14-29) dice que el rey Herodes lo apresó y mandó decapitar porque Herodías, la concubina del rey lo odiaba porque Juan le había dicho “no debes tener como tuya a la mujer de tu hermano”.

En un banquete que ofreció el monarca, la hija de Herodías que se llamaba Salomé, bailó con tanto gusto que el monarca le dijo: “pídeme lo que quieras que te lo concederé”, y ella, aconsejada por su madre pidió la cabeza de Juan Bautista en una charola.

El cuerpo del Bautista fue recogido por seguidores de Jesús, y lo sepultaron. En el palacio de Topkapi que se encuentra en Estambul, en Turquía, se presume que guardan en una vitrina en un relicario el brazo de Juan el Bautista.

El evangelista Juan (10; 40-42) refiere que Jesús estuvo varias veces en Betania: “Regresó Jesús al oriente del Jordán y se quedó allí, en el lugar donde Juan había estado antes bautizando.  Mucha gente fue a verle y decían: de veras, aunque Juan no hizo ninguna señal milagrosa, todo lo que dijo de este hombre es verdad.  Muchos creyeron en Jesús en aquel lugar”.

La fiesta litúrgica de Juan el Bautista se celebra por todas las iglesias cristianas dada su importancia en torno a la vida de Jesús.

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios