Historias ciudadanas

Homenajear todas las vidas

A Soledad, una mujer de 50 años del Estado de México, el mundo se le vino abajo cuando su hijo fue asesinado hace unos meses. “Fue como si me hubieran enterrado con él”, decía. ​​ Ahora, en terapia, está trabajando sobre cómo puede retomar su vida y honrar la de su hijo, para que el recuerdo no la paralice, aunque el dolor, de alguna forma, permanezca.

Este 2 de noviembre conmemoramos a todos los difuntos. Cada muerte es triste y nostálgica. Deja un hueco, no sólo en el interior de las familias, sino de toda la comunidad. No hay que dejar de lado a ninguno, porque mantener la memoria colectiva contribuye a sanar a los individuos y a toda la sociedad.

En Mateo 5:3-11 hay dos versículos que nos recuerdan la importancia de no abandonar a nadie y la necesidad de encontrar calma tras el fallecimiento de un ser querido: “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación”.


Esto es importante que lo tengamos en mente. Siempre hay forma de encontrar alivio y paz, si tenemos compañía los momentos más difíciles.

En la Línea de Seguridad y en el Chat de Confianza 55 5533-5533 del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México hemos brindado mil 370 atenciones gratuitas por duelo en este año, 3 veces más que en 2020. Y ante el Día de Muertos, en el que muchas y muchos recordamos a quienes se fueron, estamos para escucharles y ayudarles.

El proceso terapéutico que brindamos ante un duelo se basa en estar para y con la persona, escuchar sus emociones, sensaciones y sentimientos. Es muy importante hablar de los aspectos físicos, sociales, familiares y emocionales alrededor de la pérdida.

Es normal estar triste, incluso si le afecta la muerte de un familiar lejano, de un conocido o de un animal de compañía. Todas las muertes son nostálgicas y dolorosas. Pero también podemos transformar cada una en un homenaje.

Si a ti aún te duele la muerte de alguien, tienes que saber que no estás sola y no estás solo. En el Consejo podemos escucharte sin importar la hora o en qué parte del país te encuentres.

Lo que estás pasando es difícil, pero siempre puedes recuperarte y retomar tus actividades, mientras honras la vida de la persona que se fue.

*Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.