Columna invitada
rmb

¿Hay esperanza?

Necesitamos ir juntos, con una base común de ideas aceptadas por todos y con un gran esfuerzo de despertar ciudadano para involucrarse en el futuro del país.
Leonardo García Camarena
Leonardo García Camarena

Desde que nació Misión Rescate México, hemos tenido una transmisión de FBLive para dar a conocer el corte de caja del país desde la perspectiva de las víctimas de la inseguridad, de la pandemia, del desempleo, del modelo educativo y del autoritarismo.

Aunque eran transmisiones con mucho contenido, se volvieron largas y difíciles de atender.


Desde la semana pasada cambiamos el formato para abordar una sola de las persctivas, en lugar de las 5, todos los lunes a las 19:00. Este lunes lo hicimos sobre las víctimas de la pandemia.

Lo más relevante:
1.     Rebasamos los 80,000 muertos. Sea porque cambiaron la forma de contar o no, lo cierto es que ya rebasamos las 80,000 defunciones por covid.
2.     El INSABI, un instituto de salud que vino a suplir el Seguro Popular, que vino a ser mejor que el modelo del pasado, dejó sin atención a 56 millones de mexicanos.
3.     La Secretaría de Salud, como si no hubiera necesidad de gastar o invertir dinero en salud, lleva un subejercicio de 10.8 mil millones al corte del segundo informe nacional.
4.     Para el próximo año, el presupuesto del INSABI bajará un 28%. A lo mejor es porque no los necesita, pues en salud vamos muy bien.
5.     La mortalidad en México ha crecido un 59% este año. De hecho, a mediados del año ya no había formatos para registrar defunciones en muchos estados de la república. Es decir, se rebasaron el número de muertes anuales en poco más de 6 meses.
6.     Como país, fuimos de los que más perdimos respaldo en el mundo por el manejo de la pandemia. Y a pesar de que seis ex secretarios de salud elaboraron una propuesta seria y profesional de la pandemia: “La Gestión de la Pandemia en México”. Análisis preliminar y recomendaciones urgentes. La respuesta de las autoridades actuales fue un silencio sepulcral en el mejor de los casos, o una descalificación contra las propuestas sólo por venir de quienes venían, sin analizar si eran buenas o viables para la salud de todos los mexicanos.
7.     Sin información ni análisis profesional alguno, estamos a punto de conocer las secuelas con las que se quedan quienes ya se han recuperado de la infección de Covid. Lo grave es que lo enfrentaremos sin presupuesto y sin estrategia.
8.     Destinaron 500 millones de pesos confiscados por la fiscalía (FGR) a cachitos de lotería de la rifa del “no avión” y se los regalaron (esos cachitos) a los hospitales en lugar de distribuir esos 500 millones a la salud. Resultado. Resultaron premiados 3 cachitos, es decir, tres hospitales por lo que deberán recibir, no sabemos cuándo, 60 millones de pesos, 20 para cada uno. Pero desperdiciamos 440 millones de pesos en cachitos de esa rifa, que pudieron haber sido repartidos o invertidos directamente a las muchas carencias que la salud tiene en nuestro país.
9.     Adicionalmente, el INSABI, el mismo que dejó sin atención a millones de mexicanos, no sabemos si por falta de presupuesto, destinó 8 millones de sus recursos para comprar cachitos de la misma rifa.
10.  Y para rematar, el proyecto de presupuesto para la salud el próximo año tiene una reducción del 28% para el INSABI, lo que implicará no solo empezar a atender a algunos de esos 56 millones hoy desatendidos, sino tener que reducir aún mas el número de atendidos y por ende, incrementar el número sin atención.

Si con esas medidas la mortalidad ha crecido un 59% en nuestro país, ¿quiere decir que esos son los objetivos del presente, al menos los próximos 4 años: destruir las instituciones de Salud para provocar muerte y dolor a todos los mexicanos? ¿O solo es el reflejo de la falta de capacidad o la falta de diálogo y escucha para tomar las mejores ideas, las mejores propuestas, vengan de donde vengan, para salvar a más mexicanos?

Si no es así, algo se está haciendo muy mal. Una coas es cierta, urge un cambio de rumbo y ese cambio solo podrá provenir de una visión plural de las cosas, de una visión democrática de las cosas, reflejada primero en una Cámara de Diputados Federales plural y democrática,  y después en los proyectos y presupuestos aprobados por la misma.

El reto está claro para el próximo 6 de junio. Pero necesitamos ir juntos, unidos todos los mexicanos, con una base común de ideas aceptadas por todos y con un gran esfuerzo de despertar ciudadano, primero entre nosotros, para luego despertar, motivar y organizar a otros para involucrarse en el futuro del país. Por la salud de todos los mexicanos, por la víctima de la pandemia: unámonos para construir el bien común que tanta falta le hace al país.

Esa es nuestra esperanza.

*Leonardo García Camarena es Presidente Nacional de la Unión Nacional de Padres de Familia

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios