Opinión

El papel de la familia en las elecciones

En una democracia como la nuestra, el voto es un derecho que nos da la oportunidad de elegir de manera libre a la persona o coalición que dirigirá el rumbo del país, estado, ayuntamiento, o que tendrá la facultad de legislar durante los próximos años.

La familia, al ser la sociedad natural en la que conviven personas de por lo menos dos generaciones, genera una influencia importante entre sus miembros a partir de los criterios de elección de los mayores sobre los menores; sin embargo, cuando éstos crecen, suelen formar su propio criterio y no siempre coinciden con los de sus padres.

Hoy nos encontramos en un ambiente plagado de propaganda política de todas las coaliciones y partidos que se han podido conformar. En las familias donde hay jóvenes y adultos, el bombardeo de anuncios y posturas políticas puede propiciar discusiones sobre las preferencias electorales de las dos generaciones.


Por eso es muy importante, favorecer el diálogo y la discusión, sin que este tema genere ruptura entre los miembros de la familia. Es normal que tengamos opiniones diferentes, ya que cada uno tiene la capacidad de pensar, evaluar y optar por una u otra fórmula política, pero la unión familiar es algo mucho más profundo e importante para la vida de todos que el triunfo o derrota de los candidatos preferidos por unos y otros.

Otros artículos del autor: La importancia de la figura paterna

Después de todo, habrá que procurar no culpar a quienes favorecieron el triunfo de una de las opciones políticas, cuando ésta empiece a dar malos resultados. “Ya ves, por tu culpa está sucediendo esto…”. Tomemos en cuenta que nadie nos dará el resultado óptimo de lo que esperamos como ciudadanos, y menos en el corto plazo, así como que nadie podrá cumplir al 100% lo prometido en campaña, sobre todo cuando las promesas que se hacen son a todas luces imposibles de realizar.

Cada uno tendrá que decidir muy bien su voto, pensando en que éste es el que hará ganar la mejor opción, o en su caso, evitará que gane la que considere peor. El voto es un derecho y una responsabilidad personal y no grupal o familiar, cada ciudadano tiene el deber de procurar el mejor gobierno posible para este maravilloso país que es México.

De esta manera, es responsabilidad de los adultos educar con el ejemplo, demostrar cómo a través de la participación social se pueden lograr cambios sociales significativos que traerán consigo beneficios que ayudarán a la construcción de un mejor país, en donde sean protegidos los derechos fundamentales de las personas como lo es el derecho a la vida, a la educación y a la salud.

Las próximas elecciones del 6 de junio son una buena oportunidad para demostrar a las nuevas generaciones que a través de la participación de todos los ciudadanos se pueden generar acuerdos y elegir de manera democrática y pacífica el rumbo que queremos como nación.

Otros artículos del autor: La pobreza, un reto para todos

Es muy importante que como familia se haga una reflexión acerca de los pros y los contras que puede traer la elección de un candidato u otro. Analizar de manera detallada las propuestas de campaña, la carrera política del candidato y sus relaciones familiares puede darnos la oportunidad de tomar una mejor decisión.

Por eso los invito a que, en estas próximas elecciones, salgas a ejercer tu derecho a elegir a los candidatos que trabajaran y legislaran por el rumbo de país que queremos, recuerda que la familia es el núcleo social por excelencia y es ella quien tiene todo el derecho y la capacidad para decidir el rumbo que queremos como sociedad, porque en la familia, está la solución.

* Mario Alberto Romo es Director Nacional de Red Familia*.

Los artículos de opinión no necesariamente responden al punto de vista de la revista Desde la fe.

*Acerca de Red Familia
Red Familia es una Red de 1,113 instituciones que ayudan a más de 1 millón de familias cada año a través de las instituciones que la conforman. Desde hace 20 años vincula e impulsa el trabajo de la sociedad civil a favor del fortalecimiento y promoción de la familia, se suma a un diálogo propositivo para mejorar el bienestar de la sociedad mexicana, convencidos de que la familia es la solución a los principales problemas que nos afectan a México y el mundo.

Comentarios