Opinión

El Artículo 24 Constitucional, garantía de las enseñanzas cristianas

El pasado 3 de noviembre, el Congreso del estado de Puebla modificó el Código Civil local para eliminar el concepto de matrimonio en su forma natural, de hombre y mujer. Previo a esa sesión del congreso del estado, el domingo 1 de noviembre, en la Santa Misa desde la Catedral de Puebla, el Arzobispo de Puebla, monseñor Víctor Sánchez Espinosa, habló en su homilía sobre el tema:

“Hoy nos preocupa más saber si un hombre se puede casar con un hombre o una mujer con una mujer, cuando hay temas tan delicados, cuando hay temas tan urgentes, la salud, la economía, el desempleo, tanta gente, tanta gente, queridos hermanos que está sufriendo porque no tiene trabajo, porque no tiene que llevar el alimento a su familia y nos preocupamos por otras cosas (…) un hombre se puede casar con un hombre, una mujer se puede casar con una mujer, nuestras familias están conformadas por mi papá, mi mamá, mi esposo, mi esposa, mis hijos, mis hermanos. Esas son nuestras familias. Y el matrimonio es entre un hombre y una mujer, por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a una mujer y serán una misma familia, esa es la dignidad de la familia, esa es la sacralidad de la familia y de la vida”.


Más artículos de autor: El Matrimonio, ¿es una simple unión civil?

Como podemos leer, monseñor Víctor Sánchez explicaba en lenguaje cristiano a los fieles, lo que es el matrimonio y el origen de la familia, y lo que debe preocuparnos más como sociedad.

Pero una persona presentó ante el CONAPRED (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación) una queja por las palabras pronunciadas por el Arzobispo de Puebla en su homilía dominical. Y con gran sorpresa, nos enteramos que el pasado 6 de enero, mediante el oficio ORIENTA-03-2021, CONAPRED hace un apercibimientos y solicita a monseñor Sánchez, que en las futuras Misas, evite hacer comentarios discriminatorios sobre este grupo social (refiriéndose a las parejas del mismo sexo).

Nada más y nada menos que una violación al artículo 24 Constitucional, que a la letra dice:

Artículo 24. Toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, y a tener o adoptar, en su caso, la de su agrado. Esta libertad incluye el derecho de participar, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, en las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley. Nadie podrá utilizar los actos públicos de expresión de esta libertad con fines políticos, de proselitismo o de propaganda política.

El Congreso no puede dictar leyes que establezcan o prohíban religión alguna.

Los actos religiosos de culto público se celebrarán ordinariamente en los templos. Los que extraordinariamente se celebren fuera de éstos se sujetarán a la ley reglamentaria.

Como podemos leer, la Constitución protege el ejercicio de la libertad de religión, y por lo tanto, el cristianismo puede seguir con su enseñanza de que el matrimonio ante Dios es entre un hombre y una mujer, para toda su vida. Mientras que el tercer párrafo del artículo constitucional dice que los actos religiosos se realizarán en los templo,; lugar desde donde hablaba el Sr. Arzobispo de Puebla a sus fieles que le escuchaban.

Más artículos del autor: ¿Qué pasa en Francia con el tema del aborto?

Todo está amparado en el marco Constitucional, por lo tanto Conapred no tiene facultad alguna para solicitar a un Arzobispo Católico, que en los actos de culto evite hablar de alguna enseñanza sobre moral cristiana.

Esperemos que los integrantes del Consejo para Prevenir la Discriminación comprendan que hay materia Constitucional y Derechos que deben respetarse en nuestro país, y así como realizan un trabajo en la prevención de la discriminación de varios grupos sociales, incluyan entre ellos a aquellos que pueden ser discriminados por su Fe, como en este caso, el propio Conapred intentando censurar y discriminar a un Arzobispo Católico y a sus fieles.

*Jesus Valdez de los Santos es Coordinador de la Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis Primada de México.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios