Cuidado con el Estado de partido único

Quienes afirman que estamos con ellos o contra ellos, nos obligan a pensar en la 3ra. lección de T. Snyder: “Cuidado con el Estado de Partido Único”.
Leonardo García Camarena
Leonardo García Camarena

Las actitudes de los políticos que desde el poder nos afirman que estamos con ellos o contra ellos, nos obligan a pensar en la tercera lección de T. Snyder: “Cuidado con el Estado de Partido Único”.

Durante más de 70 años, el modelo de partido único fue ley no escrita, pues todo el andamiaje jurídico, político y electoral estaba diseñado para fortalecerlo y las pocas modificaciones jurídicas y electorales se aceptaban con la única finalidad de que el modelo de partido único no cambiara.

Estamos hablando del viejo Sistema Político Mexicano al que podríamos estar regresando, (Regreso a la Jaula) según Roger Bartra, si no mantenemos una actitud participativa, crítica y vigilante sobre los candidatos hoy, nuestros gobernantes mañana.


Con la transición que apenas llegó a la alternancia (2000) con Vicente Fox y Felipe Calderón, no se desmanteló ese modelo de Estado de Partido Único, y el hartazgo de la sociedad contra los últimos dos partidos gobernantes provocó el arribo de un nuevo modelo que capitalizó esa molestia y la sumó a grupos del viejo sistema político, que si la sociedad en general no se activa y sale a votar el próximo 6 de junio, va a terminar en un estado de partido único, el de Morena, el de la 4T.

Snyder afirma, “Los partidos que rehicieron estados y eliminaron a sus rivales no fueron omnipotentes desde el principio”.

Ni el partido de estado ruso stalinista, ni el partido de estado alemán nazi, ni el partido de estado priista, ni el futuro “partido de estado morenista” nacieron con el poder que alcanzaron o que hoy ostentan.

Pero la historia nos ha enseñado que “Un partido envalentonado por un resultado electoral favorable, o motivado por la ideología, o ambas cosas, podía cambiar el sistema desde dentro”.

Hoy los políticos y gobernantes de Morena, que hace tres años llegó al poder envalentonado por un resultado electoral más que favorable y con grupos internos de poder con una ideología clara, se han echado a cuestas una cuarta transformación.

Esa nueva transformación implicará, como lo denuncia Snyder, rehacer el estado, controlar los poderes, monopolizar la economía y la inversión y siendo consecuentes, eliminar a sus rivales, políticamente hablando en una primera fase, o físicamente si no nos ponemos atentos.

Eso significa que existen un número considerable de omisiones en el correr del tiempo que provocamos un resultado como el que hoy tenemos pero que podemos corregir, enderezar, el próximo 6 de junio.

Lo mismo pasa con la Ideología de Género, llamada hoy Perspectiva de Género, al inicio no fue omnipotente como parece ahora.

Sin embargo, la cantidad de omisiones que hemos dejado pasar: no prepararnos, no protestar, no exigir, no cabildear, no presionar a los tomadores de decisiones, no organizarnos de forma conjunta, no ofrecer una narrativa propositiva que sume al mayor número posible de aliados, nos tiene hoy con un avance que para algunos parece ya irreversible.

¿Qué podemos hacer? Snyder sugiere dos cosas: “Apoya el sistema multipartidista y defiende las normas de las elecciones democráticas”, pues recuerda que “Cualquier convocatoria electoral puede ser la última, o por lo menos la última para el votante durante el resto de su vida”.

Lamentablemente eso es lo que está en juego el próximo proceso electoral de junio: la democracia y la posibilidad de continuar participando en libertad.

En lo que ha Ideología de Género se refiere, no aceptes el modelo de pensamiento único, el políticamente correcto, mucho menos cuando los planteamientos que promueve son ajenos a la realidad, a la ciencia, a la biología, contrarios a la naturaleza humana.

En ambos casos, en el de la Democracia como en el de la Ideología, defiende el estado de derecho y no aceptes que se subordine la justicia, la ciencia, las estadísticas, etc., a la ideología o poder de moda.

Despertemos a cada uno de nuestros conocidos para que se involucren en estos procesos de capacitación en el sentido común y contra cualquier ideología.

La Ideología de Género y los gobiernos del nuevo régimen vienen por nuestras escuelas y por nuestras familias, dos instituciones que deberemos defender a toda costa pues son las dos instituciones que más invierten en nuestros hijos.

*Leonardo García Camarena es Coordinador General de Misión Rescate México

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

Comentarios