Opinión

Bendecir y respetar a los animales

“Haz una sociedad más justa basada en el amor y la paz de todos los seres que pueblan el planeta”, así cierra una de las oraciones dirigidas a San Antonio Abad para proteger a los animales de compañía que viven en nuestro hogar. Este 17 de enero es el día de bendecir a los animales, fecha que coincide con el fallecimiento del monje cristiano, patrono de todos los seres vivos.

La frase dedicada a él, además, coincide con un lema que hemos utilizado en el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México: necesitamos más humanidad y menos maltrato animal para tener más seguridad.

Es una enseñanza invaluable. Es necesario respetar a todas las personas, pero además, cuidar y proteger a todos los seres vivos es una muestra de nuestra sensibilidad y valor como personas.


Esta hipótesis es relativamente sencilla de comprobar. Los sitios donde más se reportan agresiones a animales son los lugares donde se necesita poner más atención para prevenir y combatir la incidencia delictiva.

De enero de 2020 hasta la fecha hemos recibido 8 mil 405 reportes de nuestra causa “Companimal” sobre maltrato, abandono o falta de cuidados a perros, gatos y otros animales.

Las alcaldías con el mayor número de llamadas son Iztapalapa con 19%, Gustavo A. Madero con 12% y Cuauhtémoc con 9%. Y del Estado de México hemos recibido mil 995 solicitudes de auxilio de Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla y Tecámac.

Por un lado, esto hace visible la correlación de las zonas con más reportes de delitos de alto impacto, por su tamaño territorial y poblacional, con las de maltrato animal. Por otro, refleja una preocupación real de la ciudadanía por el bienestar de estos seres.

¿Qué podemos hacer en nuestro entorno inmediato, en nuestra comunidad para mejorar el ambiente en el que vivimos? No basta con ser bondadoso o amable con el prójimo. Es necesario, también, inculcar con nuestros hijos, con nuestros vecinos, cómo ser tutores responsables.

Tenemos que cambiar nuestra forma de tratarlos. No es humano dejar a un perro o gato encerrado o amarrado bajo el sol o la lluvia. Tampoco tenerlos en espacios reducidos con poco alimento o agua. Mucho menos lo es comprar o vender a un ser, le arriesgamos a fallecer en el proceso o a que sea adquirido por una persona que no tiene la posibilidad de cuidado que necesita. Por eso, también fomentamos la adopción y decimos no a la comercialización.

Es importante contribuir con nuestro reporte. Existen canales abiertos, como nuestra Línea de seguridad y Chat de Confianza de WhatsApp 55 5533-5533, donde tenemos la posibilidad de canalizar los casos para iniciar una denuncia en la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) o en la Brigada de Vigilancia Animal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Además de ser patrono de los animales, San Antonio Abad representaba piedad y servicio comunitario. Así, todas y todos nosotros podemos mostrar nuestra compasión y respeto, por medio del apoyo de los más indefensos y de los seres que más los necesitan, aunque no sean humanos.

*Salvador Guerrero Chiprés (@guerrerochipres) es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Los textos de nuestra sección de opinión son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de Desde la fe.

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775

Comentarios