Cielo y tierra

5 cosas que debes saber sobre la Fiesta de Cristo Rey

Encomendemos a México a Cristo Rey, para que haya paz y reine Él.
La imagen de Cristo Rey en el cerro del Cubilete.
La imagen de Cristo Rey en el cerro del Cubilete.

1. La fiesta de de Cristo Rey es el último domingo del año litúrgico

Como los seres humanos estamos acostumbrados a los ciclos anuales, por ejemplo las estaciones del año, los aniversarios que festejamos, etc. la Iglesia, como Madre y Maestra, acomodó pedagógicamente, dentro de un período de un año los principales acontecimientos relacionados con Jesús y con María, para que pudiéramos dedicarles la debida atención, recordarlos, reflexionarlos, celebrarlos. Desde luego también incluyó conmemorar a numerosos santos y santas, que nos ayudan con su ejemplo e intercesión.

Leer: ¿Por qué un ladrón en la cruz aceptó a Cristo como Rey?

Ese período anual es llamado ‘año litúrgico’ o ‘ciclo litúrgico’, y no comienza como el año civil el 1° de enero, sino a finales de noviembre o principios de diciembre. ¿Por qué? Porque lo primero que se celebra es la venida de Jesús (tanto Su venida histórica hace más de dos mil años, como Su Segunda Venida al final de los tiempos), para lo cual la Iglesia establece un tiempo previo de cuatro domingos antes de Navidad, llamado Adviento (que significa ‘advenimiento, venida), para disponer los corazones a recibir a Jesús, Salvador del mundo.

Así pues, el año litúrgico de la Iglesia comienza con el Adviento. Por ello, el domingo anterior al inicio del Adviento, es considerado el último domingo del año, y es en este domingo que se celebra la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo.

2. Tiene fundamento bíblico

En los Evangelios se reconoce a Jesús, Hijo de Dios, como Rey. Desde el inicio de Su predicación, Él anunció el Reino de los Cielos (ver Mc 1, 15), y al final, cuando fue interrogado por Pilato, afirmó ser Rey, con la aclaración de que Su Reino no era de este mundo (ver Jn 18, 33-37).

3. En México la llamamos ‘Cristo Rey’

La llamamos ‘fiesta de Cristo Rey’, pero litúrgicamente es más que una fiesta, es una Solemnidad, para celebrar a ‘Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo’.

¿Por qué en México le decimos popularmente fiesta de Cristo Rey? Porque durante la persecución religiosa en México, en los años veinte del siglo pasado, los católicos que se mantuvieron firmes en su adhesión a Cristo y a Su Iglesia, y fueron perseguidos, apresados y torturados, pero se negaban a renunciar a su fe, para mostrar su adhesión a Jesucristo gritaban: ‘¡Viva Cristo Rey!’

Fue lo último que dijeron, antes de ser asesinados, mártires como el Patrono de los Laicos mexicanos, el beato Anacleto González Flores, el beato Miguel Agustín Pro SJ, y muchos otros.

4. México inspiró esta celebración

Fue el Papa Pío XI quien instituyó la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, el 11 de diciembre de 1925, y declaró que una fuerte motivación para hacerlo fue ver cómo los mexicanos proclamamos públicamente a Cristo como nuestro Rey. Es que unos años antes, en 1919, el obispo de León tuvo la idea de poner en lo alto del Cerro del Cubilete, centro geográfico de México, un monumento dedicado a Cristo Rey, para reparar los atentados sacrílegos que habían sufrido imágenes de Jesús. Lo mandó a hacer. Medía tres metros. El día en que fue inaugurado, se celebró una Misa, el obispo cambió el nombre de ‘Cerro del Cubilete’ a ‘Montaña de Cristo Rey’, y consagró a México a Cristo, Rey del Universo. Asistieron miles de personas.

Como eran tiempos de persecución religiosa, poco tiempo después ese monumento fue dinamitado. Después se realizó otro, pequeño, que permaneció en la catedral de León, y por fin, años después se logró edificar el monumento actual, de 20 mt de altura.

5. Es una celebración móvil

No tiene un día fijo, como por ejemplo Navidad, que siempre se celebra en 25 de diciembre. La Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, depende de en qué semana sea Navidad, pues tiene que haber cuatro domingos, entre una y otra (los cuatro domingos del tiempo de Adviento).

Suele celebrarse entre el tercer y el cuarto domingo de noviembre. Este 2019 es el día 24.

Encomendemos a México a Cristo Rey, para que haya paz y reine Él.