Vida Parroquial

San Bernabé sigue en pie para atender a los adultos mayores

La iglesia de San Bernabé fue dictaminada de "Alto riesgo y No habitable".
La Parroquia de San Bernabé Apóstol es considerada patrimonio histórico y se encuentra dañada desde septiembre de 2017. Foto: Alejandro García
La Parroquia de San Bernabé Apóstol es considerada patrimonio histórico y se encuentra dañada desde septiembre de 2017. Foto: Alejandro García

Con más de 400 años de historia, la Parroquia de San Bernabé Apóstol, en la alcaldía de Magdalena Contreras, continúa con su labor pastoral a pesar de los daños provocados en su estructura por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

“Seguimos con nuestra vida pastoral. A nosotros nos interesa la comunidad de la tercera edad porque es la más olvidada. Les impartimos diversos talleres que les ayudan en su crecimiento espiritual y su aceptación de la vejez”, explica el padre Ariel Valdez Plascencia, párroco de San Bernabé.

Leer: ¿Qué pasará con las 12 iglesias que cerraron temporalmente?

De acuerdo con el sacerdote, la iglesia está en perfectas condiciones, pero la estructura de los campanarios puede colapsar, aunque está apuntalada la torre. Según el dictamen de la Secretaría de Protección Civil, de 2019, esta parroquia se considera de “Alto riesgo y No habitable”, por lo que debe tener una rehabilitación mediante proyecto estructural.

“No podemos abrir para el culto, pero sí nos ocupamos de la limpieza del lugar y le damos ventilación, para evitar el deterioro del inmueble”.

e puede interesar: Las Iglesias dañadas en la Arquidiócesis de México

El párroco detalla que las instituciones gubernamentales les han ayudado con lonas para cubrir del frío, la lluvia y el polvo; y, en el único acceso a la iglesia, acondicionaron una rampa para los adultos mayores, pero no pueden hacer más cambios por ser un inmueble considerado patrimonio histórico.

“Ya vinieron empresas para hacer sus presupuestos a fin de licitar en cuanto a la restauración, pero no hay más avances”. El párroco considera que las iglesias también son prioridad, no sólo las viviendas, pues es aquí donde se reúne el grueso de la comunidad y es un lugar de fe.

También puedes leer: El cierre de la Santa Veracruz unió a la comunidad