Un día como hoy nació Santa Pulquería. ¡No te rías! Conoce su historia

La Iglesia tiene una Santa Pulquería, pero no tiene que ver con el pulque. Conoce la vida de esta santa, cuya fiesta celebramos el 10 de septiembre.
Santa Pulquería.
Santa Pulquería.

Por un extraño capricho en materia idiomática, una de las santas de la Iglesia Católica recibió el nombre de Santa Pulquería, y se trata de una emperatriz que convocó al famoso Concilio de Calcedonia que fue el cuarto de la Iglesia, y que tuvo lugar del 8 de octubre al 1 de noviembre del año 451, y al cual asistieron unos 600 obispos.

Ella nació en el 19 de enero de 399 en Bizancio y era hija del emperador Arcadio, y en el año 414, tras la muerte de su padre, se convirtió en emperatriz a los 15 años de edad, y desde entonces, atendió los asuntos de gobierno en representación de su hermano, quien aún era menor de edad, hasta el año 416.

Leer: 6 santos patronos de las causas curiosas


Ella mandó erigir varias iglesias y ordenó la exhumación de las reliquias de los 40 mártires de Sabaste, un grupo de soldados romanos asesinados en una pileta de agua helada, en el año 320 bajo la persecución de Licinio. 

Cuando su hermano Teodoro asumió el gobierno, Pulquería siguió su brillante actuación según su criterio, pero después de la muerte de su hermano, en el año 450, Pulquería se casó como con el general Marciano, quien fue proclamado Emperador.

Con oposición de muchas personas entre las que figuraba el propio Papa, convocó en el año 451 al Concilio de Calcedonia, uno de los más importantes de la historia y que discutió el Nestorianismo y el monofisismo, 

Santa Pulquería falleció en año 453 en Bizancio donde fue sepultada y su fiesta litúrgica es el 10 de septiembre.

En cuanto a la palabra mexicana pulquería, se refiere al lugar donde se comercia el pulque que se obtiene del aguamiel y que es una bebida dulce que se extrae de algunas variedades de magueyes y cuyo nombre indígena varía según la zona, siendo el más conocido como octli. El pulque es famoso por su propiedad embriagante y del cual escribieron tanto Fray Bernardino de Sahagún como Hernán Cortés en su carta del 15 de octubre de 1524, describiéndolo como “un vino que ellos beben”. 

Te puede interesar: La Iglesia Católica tiene un patrono de los cerveceros

 

¿Ya conoces nuestra revista semanal? Al adquirir un ejemplar o suscribirte nos ayudas a continuar nuestra labor evangelizadora en este periodo de crisis. Visita revista.desdelafe.mx  o envía un WhatsApp al +52 55-7347-0775